INTERNACIONAL

EEUU apoyó a Sadam Hussein cuando utilizó armas químicas contra los iraníes, según nuevos documentos

26/08/2013 09:33 CEST | Actualizado 26/08/2013 09:33 CEST
GTRES

Barack Obama está considerando una acción militar en Siria en respuesta a los ataques químicos cerca de Damasco que este miércoles dejaron más de 1.300 muertos. Sin embargo, en 1988 el Ejecutivo de Ronald Reagan no hizo nada por detener los ataques químicos que Sadam Hussein perpetró contra los iraníes, es más, ayudó al entonces presidente de Iraq a localizar al enemigo.

De acuerdo con un documento de la CIA, recientemente desclasificado y que incluye entrevistas con exfuncionarios de inteligencia estadounidenses, los EEUU tuvieron "evidencias firmes" de ataques químicos iraquíes a partir de 1983, publica Foreign Policy.

"Las comunidades militares y de inteligencia de Estados Unidos sabían y no hicieron nada para detener la propagación de un gas mucho más devastador que los empleados en Siria", informa el periódico tras señalar que "al fin, la política exterior ha aprendido".

En 1988, durante los últimos días de la guerra de Irak con Irán, EEUU se enteró a través de imágenes de satélite que Irán estaba a punto de ganar una importante ventaja estratégica al explotar una base de las defensas iraquíes. Funcionarios de inteligencia estadounidenses transmitieron la ubicación de las tropas iraníes en Irak, "conscientes de que el ejército de Hussein atacaba con armas químicas, incluyendo el gas sarín, un agente nervioso letal".

Estos ataques, en los que Hussein empleó gas mostaza y gas sarín, "ayudaron a inclinar la guerra a favor de Irak y a llevar a Irán a la mesa de negociaciones. La administración Reagan lo sabía y no lo dio a conocer", indica el periódico.