INTERNACIONAL

Londres presentará una resolución en la ONU para "proteger civiles"

28/08/2013 12:42 CEST | Actualizado 28/10/2013 10:12 CET
REUTERS

El Gobierno británico tiene previsto presentar este miércoles una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU en la que pedirá la autorización para tomar las "medidas necesarias para proteger a los civiles" en Siria, anunció el primer ministro, David Cameron.

El borrador de resolución preparado por el Reino Unido condenará el supuesto uso de armamento químico por parte del régimen de Bachar al Asad y pedirá a la ONU que responda a su responsabilidad en Siria.

"Siempre hemos dicho que queremos que el Consejo de Seguridad de la ONU esté a la altura de sus responsabilidades en Siria. Hoy tiene la oportunidad de hacerlo", afirmó el jefe del Ejecutivo.

REUNIÓN DE URGENCIA

Según avanzó Cameron, esa resolución se presentará "en una reunión que mantendrán los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Francia, Rusia, Reino Unido y EEUU- hoy en Nueva York".

El Parlamento británico se reunirá mañana de urgencia, para lo que interrumpirá su receso estival, para debatir la postura de Londres ante las denuncias de ataques químicos contra civiles en Siria por parte del régimen de Bachar al Asad, el último el pasado día 21.

Según indica hoy en su web el diario británico "The Guardian", las esperanzas del "premier" de contar con un gran respaldo de la Cámara de los Comunes en la votación de mañana ha sufrido un varapalo después de que el Partido Laborista -principal grupo opositor- exigiera la implicación de la ONU.

"Hemos dejado claro que queremos ver un fundamento legal para cualquier acción. Como parte de la justificación legal, el Partido Laborista busca la implicación directa de las Naciones Unidas mediante la evidencia de los inspectores de armas y la consideración del Consejo de Seguridad", dijo hoy un portavoz laborista.

El aviso del partido opositor plantea la posibilidad de que los laboristas no respalden la moción que el Gobierno presentará mañana jueves, al Parlamento, según ese diario.

Ante la escalada de la crisis, Cameron preside hoy una reunión del Consejo Nacional de Seguridad a la que asisten el titular de Defensa, Philip Hammond, la ministra de Interior, Theresa May, y el viceprimer ministro, Nick Clegg, además de responsables militares y de inteligencia.

El Gobierno reveló ayer que tiene un "plan de contingencia" para una posible intervención militar en Siria si bien enfatizó que aún no hay "ninguna decisión" tomada.

En cambio, el arzobispo de Canterbury y cabeza de la iglesia anglicana, Justin Welby, ha instado al Ejecutivo de Cameron a no apresurarse a la hora de optar por la vía militar en Siria, en un artículo divulgado por el rotativo "The Daily Telegraph".

El primado anglicano alertó sobre las "consecuencias" que tendría en todo el mundo árabe y musulmán una participación militar en ese país.