INTERNACIONAL

Los líderes mundiales dudan sobre el momento de intervenir en Siria

29/08/2013 21:40 CEST | Actualizado 29/08/2013 22:29 CEST
EFE

El ataque parecía inminente. Los mensajes desde Washington, París y Londres apuntaban a una intervención en Siria en esta semana, pero durante esta jornada los gobiernos no han despejado la gran duda que se plantea sobre este conflicto: ¿cuándo?

La comunidad internacional sigue sin ponerse de acuerdo. El Gobierno estadounidense está ultimando un informe de inteligencia con pruebas de que el régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, ha usado armas químicas.

Ese informe "no está finalizado en este momento, pero estamos en camino de tenerlo listo antes de que termine la semana", ha dicho en una rueda de prensa el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, que no ha descartado una pronta publicación.

Ha informado también de que el presidente Barack Obama habló este jueves con la canciller alemana, Angela Merkel, dentro de las consultas que mantiene estos días con líderes mundiales para analizar una posible respuesta militar al ataque con armas químicas que atribuye al régimen sirio, lanzado el pasado día 21.

Earnest ha enfatizado que Obama no va a apresurarse para tomar una decisión, que ha calificado como "una de las más importantes" que afronta el presidente durante su mandato.

Pero, consultado sobre si Obama esperará a las conclusiones del equipo de la ONU para ordenar un eventual ataque, el portavoz ha respondido que para EEUU "no es una cuestión abierta" el uso de armas químicas por parte del régimen de Asad.

El Gobierno mantiene intensas "consultas" con el Congreso, según Earnest, quien tampoco ha precisado si Obama pedirá la autorización del Legislativo si finalmente se decide por una acción militar.

"Mientras evalúa qué tipo de respuesta es adecuada a la situación que hemos visto en Siria, el presidente cree que es importante consultar con el Congreso", ha apuntado el portavoz.

CAMERON: "NO ES COMO IRAK"

El primer ministro británico, David Cameron, ha considerado este jueves que sería "impensable" emprender una acción militar contra Siria si hubiera una "oposición aplastante" en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, pero ha advertido de que una "intervención humanitaria" sin su aval sería legal. El líder británico es una de las piezas fundamentales del bloque quiere intervenir en el país asiático.

"Sería impensable actuar si hay una oposición aplastante en el Consejo de Seguridad", ha afirmado Cameron en una comparecencia parlamentaria, al ser preguntado sobre si Reino Unido seguirá adelante con sus planes.

El 'premier' ha insistido en la necesidad de responder al ataque con armas químicas ocurrido el pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco.

Según Cameron, los servicios de Inteligencia consideran "altamente probable" que el régimen de Bashar al Asad fue el responsable de dicho ataque. Aunque ha insistido a título personal de que está seguro -"más allá de toda duda"- de la responsabilidad del Gobierno sirio, ha advertido de que nunca habrá "certeza al cien por cien".

"No es como Irak", ha dicho, consciente de que precisamente gran parte de las reticencias de ciudadanos y diputados procede de las comparaciones entre ambos conflictos.

AL ASAD AVISA DE QUE SE DEFENDERÁ

Al Asad ha trasladado el mensaje de que su país se defenderá de cualquier ataque extranjero, que sigue sin materializarse mientras el equipo de la ONU investiga sobre el terreno el posible uso de armas químicas.

En un tono beligerante, Al Asad ha destacado ante una delegación yemení que en Siria "su pueblo firme y su heroico Ejército" harán frente a la eventual intervención de Estados Unidos y otros países aliados.

Ante las amenazas recibidas en los últimos días, el mandatario ha subrayado que esto solo aumentará la defensa de los "principios firmes y las decisiones independientes" de Siria.

"Siria está decidida a librarse del terrorismo apoyado por Israel y los países extranjeros que sirven a sus propios intereses dividiendo Oriente Medio y debilitando a sus pueblos", ha subrayado Al Asad en el encuentro.

Al Asad ha continuado así con la batería de amenazas que ayer ya desplegó el primer ministro sirio, Wael al Halqi, quien advirtió de que su país se convertirá en "el cementerio de los invasores".

LA MISIÓN DE LA ONU

En este clima de tensión, todos esperan el informe de los expertos de la ONU desplegados en Siria, que tienen previsto anunciar el resultado de sus pesquisas sobre el uso de armas químicas este sábado.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha insistido en que se dé una oportunidad a la vía diplomática y ha asegurado que el equipo saldrá de Siria este viernes.

Los expertos han vuelto a entrar en la zona de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, uno de los blancos del polémico ataque químico.

Todavía quedan muchas dudas por despejar en este conflicto. ¿Qué se hará finalmente? ¿Quién intervendrá? ¿Cuándo se realizará?

NOTICIA PATROCINADA