POLÍTICA

Defensor del Pueblo catalán: "Es casi diabólico dudar sobre la existencia de malnutrición infantil"

29/08/2013 16:31 CEST | Actualizado 29/08/2013 16:31 CEST
EFE

El Defensor del Pueblo de Cataluña, Rafael Ribó, ya advirtió a principios de agosto de la grave problemática de la malnutrición infantil, que afecta a 50.000 menores de 16 años en la región. Ahora ha dado un paso más y ha exigido este jueves en el Parlamento autonómico que se apliquen soluciones de inmediato ya que es un "problema real".

Ribó, que ha comparecido ante la Diputación Permanente a petición de CiU y ERC, ha considerado "casi diabólico" dudar sobre la existencia de este problema, ya que los organismos de estadística, entidades sociales y las mismas administraciones públicas llevan meses alertando sobre él.

"A pesar de los esfuerzos de las administraciones y del trabajo muy encomiable de las entidades sociales, hay déficits en las políticas públicas en relación con este fenómeno creciente", ha expuesto tras asegurar que ha recibido 1.700 quejas específicas que "no son historias creadas o inventadas", decenas de ellas en las últimas semanas.

El informe hecho público en agosto señalaba a que al menos 50.000 menores de 16 años sufren problemas de malnutrición, entendida como la imposibilidad de seguir una dieta equilibrada por motivos económicos. También, que el 16,6% de los menores catalanes viven en un hogar sin ningún ingreso -frente al 5,8% de 2008- y que hasta 10.000 de ellos viven en familias que perdieron en 2011 las ayudas propias de la renta mínima de inserción (RMI).

El Defensor del Pueblo ha recordado que los datos de la misma Consejería de Salud recabadas a partir del trabajo de los médicos de atención primaria constatan 751 casos de desnutrición relacionados con la pobreza, y, aunque éste no es un problema estructural en Cataluña, sí "existe de manera puntual".

CAMBIO DE CHIP

Por ello, ha pedido abordar "serenamente" el problema, así como un "cambio de chip" en el diseño de las ayudas, al entender que puede ser erróneo excluir de la RMI a una pareja sin ningún ingreso y que las becas comedor no tienen el diseño adecuado para solventar el problema.

En concreto, ha señalado que estas ayudas están orientadas solo a menores de 3 a 12 años, solo durante los ocho meses y medio que dura el curso y que en ocasiones se han abonado desde marzo, además de subrayar la necesidad de unificar criterios de actuación y mejorar la coordinación entre las diferentes instituciones.

En relación con la polémica sobre el significado de la palabra malnutrición o desnutrición y de la gravedad del problema -diversos consejeros han salido al paso del informe este verano-, Ribó ha insistido en que el problema existe, y "evidenciarlo no es ningún ataque".

Ribó ha hecho una petición clara al Govern: el despliegue del artículo 24 del Estatut, que apunta a la concesión de ayudas a las familias en situación de pobreza.

ELECTRIFY THE WORLD