INTERNACIONAL

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos cifra en 110.000 los muertos desde 2011

02/09/2013 09:16 CEST | Actualizado 01/11/2013 10:12 CET
AFP

Más de 110.000 personas han muerto desde que comenzó la guerra civil en Siria, el 18 de marzo de 2011, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR), aunque ha advertido de que las bajas en ambos bandos podrían duplicarse.

En un comunicado difundido este domingo, ha detallado que 110.371 personas han muerto a causa de los combates entre las fuerzas leales al Gobierno de Bashar al Assad y las opositoras, incluidos 40.146 civiles, entre ellos 5.833 niños y 3.905 mujeres.

En cuanto a los combatientes fallecidos, el SOHR ha documentado 19.722 rebeldes y 2.128 desertores, por un lado; y 27.654 soldados, 17.730 milicianos y 171 miembros del partido-milicia chií libanés Hezbolá, por otro; así como 2.726 no identificados.

"Estimamos que el número real de bajas de las fuerzas regulares y rebeldes es el doble del documentado, porque las dos partes han sido muy discretas sobre los efectivos que han perdido en combate", ha advertido.

TODAVÍAN PODRÍAN SER MÁS

Además, ha señalado que este balance "no incluye a los más de 9.000 detenidos y desaparecidos en las prisiones del régimen de Al Assad, ni a los más de 3.500 detenidos por los combatientes rebeldes".

"Dado el elevado número de bajas, que no son solamente números, sino vidas perdidas horriblemente, el SOHR insta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y a la comunidad internacional a hacer todo lo posible para acabar con la violencia en Siria", ha dicho.

Asimismo, el SOHR ha instado a Ban y a la comunidad internacional a "ayudar al pueblo sirio a desarrollar un país democrático, civil y justo que garantice los derechos de todos los sirios".