NOTICIAS

El rey Ricardo III estaba infectado por parásitos

04/09/2013 12:31 CEST | Actualizado 04/11/2013 11:12 CET
Getty Images

El rey inglés Ricardo III (1452-1485), cuyos restos mortales fueron descubiertos el año pasado en un aparcamiento en Leicester (centro de Inglaterra), sufrió una infección causada por la lombriz intestinal ("Ascaris lumbrioides"), según un estudio publicado hoy miércoles en la revista The Lancet.

Se descubrieron numerosos huevos del parásito en las muestras tomadas de la pelvis del rey, donde los intestinos estaban situados, pero pocos huevos en el suelo donde estaban los restos, lo que indica que se trató de una infección intestinal y no de una contaminación posterior por el vertido de restos humanos en el área. "Nuestros resultados muestran que Ricardo III estaba infectado con lombrices en el intestino", dijo Piers Mitchell, del Departamento de Arqueología y Antropología de la Universidad de Cambridge, que encabeza la investigación.

SIN TENIA

El experto Jo Appleby, de la Universidad de Leicester, afirmó que "a pesar del origen noble de Ricardo, parece que su estilo de vida no le protegió completamente de una infección intestinal por un parásito, que habría sido muy normal en su tiempo". Aún hoy, según la OMS, unas 60.000 muertes se producen anualmente por infecciones de este gusano, principalmente en niños.

Sin embargo, explica el estudio, los expertos esperaban encontrar huevos de otros parásitos como la tenia (presente en la carne de cerdo y ternera) o de la tenia del pescado. No fue así, lo que sugiera que su comida fue "cocinada cuidadosamente, lo que podría haber prevenido la transmisión de esos parásitos".

Ricardo III es uno de los reyes medievales más conocidos debido a la descripción de villano en la obra "Ricardo III" del dramaturgo inglés William Shakespeare. Sus restos fueron encontrados bajo un aparcamiento en el que en aquella época se encontraba una iglesia que las reseñas históricas señalan como la tumba del soberano, quien murió en la batalla de Bosworth Field en 1485, durante la Guerra de las Dos Rosas.

Ricardo III, encontrado

En busca de la tumba de Ricardo III