POLÍTICA

Arenas ante el juez: La salida de Bárcenas fue "un reconocimiento" a su labor

05/09/2013 13:29 CEST | Actualizado 05/09/2013 13:30 CEST
EFE

El ex secretario general del PP Javier Arenas afirmó que la reunión con Mariano Rajoy en marzo de 2010 para pactar la salida del partido del extesorero Luis Bárcenas fue un encuentro "sin trascendencia política", sino "amistoso" en la que "se hacía un reconocimiento a una persona que llevaba muchos años trabajando profesionalmente en el Partido Popular".

Según la transcripción de la declaración que prestó el pasado 14 de agosto ante el juez, Arenas reconoció que asistió a la reunión, celebrada meses después de que Bárcenas dejara en 2009 su cargo de tesorero por su imputación en el caso Gürtel.

El juez le recordó que en esa reunión, según declaró Bárcenas, se pactó que el extesorero seguiría cobrando su sueldo "sine die", conservaría un despacho en la planta tercera de la sede de la calle Génova, así como su secretaria y un coche con conductor.

"NO RECUERDO QUE SE HABLARA DE CUESTIONES ECONÓMICAS"

"Yo no recuerdo que se hablara de cuestiones económicas, sí se habló de su ubicación -creo recordar- en la tercera planta, no en un despacho justo al lado mío pero sí en una pequeña sala de junta que había en la tercera planta. También me suena que se hablara de la posible utilización de un coche del partido cuando lo necesitara, y en relación a sueldos o temas económicos, no recuerdo que se hablaran", dijo.

En el momento en el que el juez le muestra unas fotocopias de los 'papeles de Bárcenas', que reflejaban un supuesto sistema de contabilizacion de ingresos y gastos ajeno a la contabilidad oficial, Arenas responde: "Jamás, jamás en mi etapa de secretario general del partido conocí esos documentos y debo señalar que lo que estoy observando solo los he visto en los medios de comunicación".

En este sentido, el dirigente del PP señala que nunca tuvo indicios de que el partido tuviera "algún problema" de irregularidad en sus cuentas ni conoció ningún sistema por el que hubiera pagos a dirigentes del PP al margen de la contabilidad del partido o al margen de la Hacienda Pública.

"En Génova yo solo he conocido una caja que era la del Partido Popular y siempre he pensado que cualquier tipo de ingreso o de gasto se soportaba en la contabilidad oficial en el marco de la legalidad vigente. Siempre he pensado eso", remacha.

Arenas negó que, tal y como afirmó Bárcenas ante el juez, recomendara a éste en marzo de 2010 que metiera en un sobre y entregara al presidente del PP un remanente de 4.900 euros de la contabilidad B del partido.

Dijo que no recuerda esa conversación y que, si Bárcenas le hubiera contado que tenía "un problema", él le habría sugerido que lo resolviera con el presidente. "Eso sí me cuadra", declaró.

OFRECIDO POR NISSAN