INTERNACIONAL

Weiner se retira de la carrera por la alcaldía de Nueva York con una peineta a lo Bárcenas

11/09/2013 14:32 CEST | Actualizado 11/09/2013 14:34 CEST

Bárcenas (y Aznar), crean escuela: el candidato demócrata a la alcaldía de Nueva York, Anthony Weiner, se ha retirado a lo grande de la contienda electoral: a golpe de peineta.

Su paso atrás no se ha producido, como podría parecer, por la multitud de escándalos sexuales en los que estaba involucrado, sino por su paulatina caída en las encuestas. Las últimas le daban un muy poco tranquilizador quinto puesto.

“Por desgracia, esta vez no hemos ganado”, explicó. “No podría estar más orgulloso de la campaña que hemos realizado”, ha abundado sin mencionar los problemas, casi semanales, en los que se ha visto envuelto.

“Tenemos las mejores ideas, pero por desgracia yo no era el mensajero adecuado”, concluyó.

A la salida de la rueda de prensa, Weiner se subió a un coche y, ante los flashes de los fotógrafos, levantó el dedo corazón, lo elevó en el aire y se marchó.

NOTICIA PATROCINADA