TENDENCIAS

Aparece un Miró extraviado en una empresa de transportes de Palma

12/09/2013 13:12 CEST | Actualizado 12/09/2013 13:12 CEST
EFE

El boceto del Miró que desapareció hace meses de la Fundación Pilar y Joan Miró de Palma ha aparecido.

Xim Quesada, propietario de la empresa de transportes Balears Art i Llar S.L. llamó este miércoles al diario balear Última Hora para comunicar que el cuadro se encontraba desde hacía meses en una caja en su oficina.

Había llegado a la empresa envuelta y dentro de una caja de madera de las que se utilizan para el transporte de obras de arte, por lo que el empresario pensaba que la obra pertenecía a alguno de sus clientes y la guardó pensando que la reclamarían. Sin embargo, hace unos días vio en la prensa una imagen de un cuadro pintado por ambas caras extraviado exactamente igual al que él tenía en su despacho.

"Estaba en un bar, pedí permiso para arrancar la hoja del periódico, fui a la empresa para cotejar las imágenes con el cuadro y me quedé... ya se puede usted imaginar cómo", explica Quesada al diario.

La pieza es un trabajo de la serie 'Gaudí' de Joan Miró, en concreto 'Gaudí XVIII y Gaudí XIX'. Se trata de una prueba sobre papel que realizó el artista para una futura obra gráfica, pintada por las dos caras y que no tiene ni fecha ni firma. Mide 89 por 63 centímetros.

Según el concejal de Cultura de Palma, la obra está sin tasar, pero fue asegurada por 250.000 y 200.000 euros por cada una de sus caras.

PERDIDO DESDE 2011

La última información que se tenía sobre la manipulación de la obra data del 3 de noviembre de 2010, cuando fue revisada y almacenada por trabajadores de la Fundación en una zona de seguridad con acceso custodiado, tras llegar de la exposición 'Joan Miró' celebrada en el Kursaal de San Sebastián.

La muestra finalizó el 12 octubre de 2010 y la obra volvió a Palma, según consta en el registro de entrada firmado por varias personas el 18 de octubre de ese mismo año.

Gilet ha explicado que se descubrió que la obra faltaba durante los preparativos de otra exposición, "a finales de 2011", pero él no fue informado hasta el pasado 27 de agosto.

Ese día la directora de la Fundación Pilar y Joan Miró, Elvira Cámara, hizo pública su intención de dimitir, aunque el Comité de Gobierno de la entidad aún no ha decidido si lo acepta.

El concejal ha puntualizado que la directora de la Fundación se enteró de lo ocurrido mediante a través de un correo electrónico que recibió 14 días después de haberse incorporado al cargo, en enero de 2012.

Ese informe data del jueves pasado y con él se presentó el viernes la denuncia del extravío.