INTERNACIONAL

¿Qué le piden los ciudadanos al Parlamento Europeo?

16/09/2013 20:22 CEST | Actualizado 17/09/2013 08:44 CEST

Son tiempos de euroescepticismo. La política de austeridad a ultranza de la Unión Europea ha llevado a muchos españoles a desconfiar de las ventajas de ser uno de los 28. ¿Hay todavía razones para creer en Europa? Ante la cita electoral de mayo de 2014, existe el temor a que el índice de abstención supere en España el 45,1% registrado en los comicios de 2009.

Cuestiones como ésta se han puesto este lunes sobre la mesa en un coloquio organizado por la Oficina del Parlamento Europeo en Madrid para presentar la campaña de información sobre las próximas elecciones europeas, un coloquio moderado por la directora de El Huffington Post, Montserrat Domínguez, al que han asistido políticos como el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar o el vicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras.

Estudiantes, sindicalistas, emprendedores, parados y científicos, entre otros, han podido alzar su voz y defender lo que la sociedad espera de las instituciones europeas en un momento en el que los países de la Unión suman 27 millones de parados y 25 millones de personas en situación de pobreza.

Javier García, licenciado y especialista en política internacional, forma parte de la primera generación "comunitarizada". "Nosotros ya nacimos con la Unión Europea en funcionamiento. El deseo de nuestros padres era verlo arrancar; el nuestro es ver que funciona". Javier, que se define como el "eterno becario", opina que España no saldrá sola de la crisis. Hace falta unión.

"Lo que hace falta es que no legislen, hay un exceso de burocracia que nos complica la vida a los empresarios. Steve Jobs y la película sobre la creación de Facebook ('La red social') han contribuido más a la iniciativa empresarial que cualquier Gobierno", ha asegurado Iñaki Arrola, creador de la página www.coches.com.

La troika, formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo y encargada de fiscalizar a los países abatidos por la crisis del euro, no se ha escapado a las críticas. "No es un órgano elegido democráticamente y es inaceptable que no haya actas de sus reuniones. Así es imposible que los ciudadanos ejerzan un control", ha lamentado Paloma López, secretaria de empleo e inmigración de CCOO.

APOYO A LAS CARRERAS CIENTÍFICAS

El testimonio de Cristina Ponce, madre de una niña con un tipo de diabetes desconocido, ha sido uno de los más conmovedores. Gracias a su tesón, consiguió recaudar los fondos necesarios para pagar el sueldo de Silvia Sanz, científica del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia encargada de la investigación de la dolencia de su hija Paula y despedida por la Generalitat junto a otros 112 compañeros en 2011.

"¿Mi petición a los eurodiputados? Deben desarrollar una normativa común que estabilice las carreras científicas y que evite la fuga de investigadores a otros países. La ciencia no da resultados a corto plazo y lo que consiga mi hija Paula servirá a otros cientos de enfermos". Ponce fundó el Proyecto Paula, que actualmente recauda fondos para pagar el sueldo de otros dos investigadores.

No sólo los ciudadanos de a pie creen que las instituciones públicas no priorizan en los servicios básicos, también algunos políticos hacen autocrítica. El vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, ha asegurado que el problema es que los gobiernos gastan demasiado en cosas que no necesitamos: "los recursos deben estar al servicio de los ciudadanos y no de los políticos".

Vidal-Quadras ha defendido la necesidad de que los ciudadanos se involucren y participen en las próximas elecciones, cuya principal novedad es que por primera vez en su historia el Parlamento Europeo que salga elegido en mayo de 2014 escogerá al Presidente de la Comisión Europea, cuyo nombre deberán presentar con antelación los distintos partidos.

"A diferencia de lo ocurre en los Estados, en el Parlamento Europeo el líder no es el que machaca al adversario con su dialéctica, sino el que consigue mayor apoyo y consenso", ha señalado. Un motivo que, a su juicio, debería animar a los europeos a participar en los comicios. "Un estudio realizado durante la legislatura de 1999 a 2004 muestra que el 90% de los acuerdos se obtuvieron por mayorías superiores al 70%", ha destacado.

El eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar también ha instado a la participación ciudadana en las elecciones, ya que de repetirse el 20% de participación de los últimos comicios "triunfarán los extremismos, nacionalismos y los partidos xenófobos".

LOS DESAHUCIADOS HABLAN

Los desahuciados también han contado con representación en el coloquio. El encargado de poner voz a sus demandas ha sido el doctor Daniel García, voluntario y miembro del Movimiento Cuarto Mundo España. "Las instituciones europeas han fallado a los sin techo. Una mujer privada de su vivienda y que ahora vive en una furgoneta me aseguró que ella ha vivido en crisis desde que nació".

García ha trasladado el interés que existe por parte de estos colectivos de participar en la vida política y ha alertado de las barreras con las que se encuentran. "El hecho de no tener un techo donde ensayar un discurso, de no tener habilidades para hablar en público... hay que establecer canales para el diálogo. Esa es una de las asignaturas pendientes", ha alertado.

DATOS SOBRE LAS ELECCIONES EUROPEAS DE 2014

Las elecciones europeas, que se celebrarán del 22 al 25 de mayo de 2014 en los 28 estados miembros, darán a los ciudadanos de estos países la oportunidad de decidir el rumbo político que quieren para la UE. Con un total de 506,8 millones de ciudadanos europeos, hay unos 400 millones de votantes, de los que 37,4 son jóvenes llamados a las urnas por primera vez.

De acuerdo con el Tratado de Lisboa, el número de diputados al Parlamento Europeo oscila entre seis en países como Malta, Luxemburgo, Chipre y Estonia y 96 en Alemania, llegando a un total de 751.

España, país en el que un 52% de sus habitantes describe su identidad como “española y europea” (nueve puntos más que en junio de 2012) y sólo un 47% considera positivo pertenecer a la UE, mantendrá sus 54 eurodiputados.

La campaña, que incluye la puesta en marcha de una página web informativa disponible en 23 idiomas a partir del 1 de diciembre, tendrá un coste de 16 millones de euros y se realizará en los 28 países, en al menos 24 idiomas. Este coste representa 0,0316 euros por cada ciudadano de la UE o 0,0388 por cada persona en edad de votar.

¿TÚ QUÉ LE PIDES A LOS EUROPARLAMENTARIOS? CUÉNTANOSLO EN LOS COMENTARIOS

NOTICIA PATROCINADA