De las mujeres que aprenden a lucir un bikini para los concursos de belleza a las que aprender a matar en defensa propia en campamentos nacionalistas, pasando por las que son agredidas por ser vistas en público con un hombre, por entrar en bares o por beber alcohol. The World Before Her, de Nisha Pahuja, un documental premiado en 2012 en festivales como el de Tribeca, analiza los extremos de la India.

Los extractos del documental que puedes ver más arriba, en un vídeo de The Guardian, en inglés, recogen los choques entre tradición y modernidad y el machismo imperante en el país. Y contiene imágenes brutales de grabaciones de agresiones a mujeres que habían sido vistas con hombres en público o que son sacadas a empujones de bares o golpeadas por beber alcohol.

El documental íntegro no está accesible desde España, según figura en la web de The World Before Her. No obstante, en los poco más de tres minutos del vídeo, se aprecian los contrastes que quería mostrar la cineasta, desde el padre que presume de haber castigado a su hija por mentirle sobre unos deberes poniéndole la plancha ardiendo sobre el pie a las mujeres que se enfrentan al desafío de desfilar en traje de baño. A partir del minuto 0,48 se ve una agresión de extremistas a una mujer que había sido vista con un hombre; después una agresión a otras que estaban en un bar y se recuerda que en 2009 miembros de un grupo extremista golpearon a jóvenes por beber alcohol (dos vícitmas tuvieron que ser hospitalizadas).

Otra de las formas de violencia contra las mujeres en la India son las violaciones en grupo. A finales de 2012 fue conocido en todo el mundo el caso de una joven estudiante de 23 años violada y torturada hasta la muerte por seis hombres en Nueva Delhi, cuando volvía a su casa tras ver una película con un amigo.

Cuatro de ellos han sido condenados a muerte, otro se suicidó y el otro, menor de edad, está en un correccional. Otros casos similares también han tenido gran alcance mediático. "Para abordar el problema endémico de la violencia contra las mujeres en India se precisan profundas reformas institucionales y procesales, y no la aplicación de la pena de muerte", ha afirmado Amnistía Internacional.

Y Amnistía añade: "Los casos de violación y otras formas de violencia sexual siguen siendo habituales en toda India. En abril, el gobierno aprobó nuevas leyes que criminalizan varias formas de violencia contra las mujeres, como los ataques con ácido, el acecho y el voyeurismo. Sin embargo, la legislación sigue sin considerar delito la violación en el seno del matrimonio si la esposa tiene más de 15 años, y las fuerzas de seguridad continúan gozando de inmunidad jurídica efectiva por los delitos de violencia sexual".

ADEMÁS