POLÍTICA

Fernández Díaz: El "clima político" no "hacía presagiar" el ataque fascista al centro cultural Blanquerna

19/09/2013 11:35 CEST | Actualizado 19/11/2013 11:12 CET

El ataque al centro cultural catalán Blanquerna el pasado 11 de septiembre no podía haberse evitado. Es lo que sostiene el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha comparecido este jueves en el Congreso de los Diputados para explicar su actuación.

Ante las críticas por falta de presencia policial en el acto en el que fueron zarandeados diputados como Josep Sanchez Lliure (CiU) y se vertió algún tipo de gas, el Gobierno se defiende. "No era posible ordenar ningún dispositivo preventivo" ya que "nunca se comunicó el acto, no se pidió protección, no existía ningún precedente de acciones violentas en el mismo lugar", ha dicho Fernández Díaz. No había "ningún indicio racional que pudiera presagiar que se podía producir", aseguró.

BLOG: MÁS Y MEJOR DEMOCRACIA (JUAN LÓPEZ DE URALDE)

"Sabemos el clima político que se vive", pero "no nació el 11 de septiembre de este año" y tampoco desde la Diada de 2012, punto de inflexión de la pulsión independentista, según ha destacado.

"Afortunadamente se han celebrado multitud de actos sin que se haya producido incidente alguno", ha dicho el ministro, que aprovechó para destacar la labor policial y la pronta detención de los responsables.

REPROCHES A OTRAS ADMINISTRACIONES

"Ni por acción ni por omisión debemos facilitar que los radicales de uno u otro signo ideológico o los que están en uno u otro sitio de España incuben con sus actuaciones el huevo de la serpiente", ha asegurado, antes de reprochar a otras administraciones no tener el mismo celo en perseguir a los radicales. Otras agresiones "no han tenido ni política ni policialmente la misma respuesta", lamentó.

Aunque el ministro no lo ha mencionado en su intervención, el Gobierno planea endurecer el Código Penal contra actos como el del 11 de septiembre.

OFRECIDO POR NISSAN