Seguro que esta situación no te es extraña: entras en un bar lleno de gente y te encaminas directamente a la barra pero el camarero parece no hacerte ni caso. Esto no será nunca más un problema. Unos investigadores alemanes han descubierto la forma de captar la atención de los barman.

En este estudio, que ha sido publicado recientemente en la revista Frontiers In Psichology, un equipo de la Universidad de Bielefeld descubrió que el lenguaje corporal es el que marca la diferencia.

"Los resultados revelaron que el personal del bar respondía a dos señales no verbales concretas", explican los autores, según The Huffington Post. "Primero, que los clientes se colocaran directamente en la barra y, después, que miraran a alguno de los camareros".

Estos dos gestos harán que el barman tenga más en cuenta al cliente.

"Si una de estas señales estaba ausente, los participantes consideraban que los clientes no tenían demasiada intención de captar su atención", comentaba a The Telegraph el doctor Sebastian Loth. "Esto indica que claramente ambas señales son necesarias".

BARES DE ALEMANIA Y REINO UNIDO

Para tener una idea clara de las estrategias que utiliza la gente a la hora de pedir alcohol en bares, los investigadores tomaron fotos y vídeos de varios locales en Alemania y Reino Unido. Seguidamente, analizaron todas las imágenes y los gestos realizados, ya fueran un guiño o hacer un gesticular con dinero.

El resultado mostró que la técnica más utilizada era, precisamente, la que los estudiosos han calificado como más efectiva -acercarse a la barra y mirar al camarero-.

Sólo una de cada 15 personas miraron su cartera, y menos de uno de cada 25 hizo un gesto al camarero para pedir.

Después de este análisis, los investigadores probaron las mismas señales en el laboratorio, utilizando un camarero robótico llamado James - abreviatura en inglés de 'acción común en los sistemas multimodales encarnados'. Además de descubrir la mejor manera de pedir una bebida, el estudio también se orientó a promover la tecnología robótica para que los modelos se pueden reconocer e interpretar el comportamiento social humano mejor.

"James sólo se dirige a las personas cuya posición y postura del cuerpo indican claramente que desean pedir una copa", explicó Loth, "sólo si el sistema está seguro de que a los clientes les gustaría pedir una bebida James respondía".

Loading Slideshow...
  • El actor Roger Moore, en 1968

  • Una pareja en los 50

  • Pose sexy con cóctel, en los años 30

  • 1917: Frank Sinatra y su compañera en la cinta 'Tony Rome', Jill St. John

  • Claudia Cardinale y Jean Paul Belmondo, en Roma en los 60

  • Errol Flynn (Izquierda) con Gina Lollobrigida, en 1952

  • Chupitos para llevar con este equipo de coctelería portátil en los 50

  • Una actriz tomando champán en los años 20

  • Cóctel en coco, en Hawai en 1955

  • Unos tragos en los años 30 en Londres, acompañados de pipas XXL

  • Catadores profesionales, en 1933

  • Fiesta con cócteles, en los 50

  • Fans hipnotizadas por el barman, en los años 30

  • Un minibar en los años 30 en Londres

  • Agitar es parte del espectáculo. Una camarera en Nueva York en 1948

  • Un profesional de los cócteles, en el Savoy Hotel de Londres, en 1926

  • Brindis de pareja

  • Cartas, pipas y copas, en 1938