NOTICIAS

Roba un arco románico con una barra de uña para instalarlo en su restaurante-bodega

01/10/2013 14:37 CEST | Actualizado 01/10/2013 14:37 CEST

Su plan era minucioso. Un empresario ordenó a dos personas desmontar pieza a pieza un arco románico de un monasterio leonés en ruinas para volverlo a montar con su forma original en su restaurante-bodega. Lo consiguió, pero tiempo después el arco ha vuelto a su lugar original.

La Guardia Civil ha devuelto al Ayuntamiento de San Esteban de Nogales el arco románico de medio punto, de los siglos XII-XIII, sustraído hace siete años del monasterio en ruinas de Santa María de Nogales (León).

Según las pesquisas, al menos tres personas de 50, 64 y 65 años estarían implicadas en la denominada 'Operación Cabeza': el propietario del establecimiento -por encargar el hurto y la posterior instalación del arco en su establecimiento-, y los dos ejecutores del plan.

El arco fue expoliado mediante el uso de algún tipo de herramienta, posiblemente una barra de uña, con la que se desmontó dovela a dovela durante aproximadamente 24 horas.

Según la información proporcionada por la benemérita, en principio, las piezas no han sufrido daños.