INTERNACIONAL

Los inversores se confunden e invierten en la quebrada Tweeter en vez de Twitter

05/10/2013 18:23 CEST | Actualizado 05/10/2013 18:23 CEST

Wall Street vivió una apasionada mañana de negociaciones en torno a Tweeter, una empresa en crisis que nada tiene que ver con Twitter pero que gracias al parecido de sus nombres capitalizó el interés despertado por la próxima salida a bolsa de la red social.

Tweeter Home Entertainment Group, compañía de productos electrónicos declarada en bancarrota en 2007, experimentó tres horas y media de gloria inesperada que los analistas terminaron por achacar a la ceguera de algunos inversores demasiado ansiosos por comprar títulos de Twitter, que aún no están disponibles.

La confusión llevó a que las autoridades optaran por suspender la cotización de Tweeter poco después del mediodía, para entonces sus activos ya habían ganado un 684,6 % con respecto a su precio de apertura.

El jueves una participación de Tweeter, de símbolo bursátil TWTRQ, costaba menos de un centavo, ahora vale algo más de cinco, aunque en un momento llegó a negociarse a 15 centavos.

En total se realizaron más de 14 millones de intercambios de títulos de TWTRQ, el mayor volumen desde que hace seis años entrara en quiebra, y todo menos de 24 horas después de que Twitter hiciera público que saldría a bolsa con la nomenclatura TWTR, igual que Tweeter pero sin la "Q" final.

A este absurdo se añade que Tweeter ni siquiera cotiza en el mercado organizado neoyorquino, el de los índices Nasdaq y Dow Jones, ya que carece de entidad para ello y sus acciones se mueven directamente entre intermediarios con el sistema paralelo OTC ("Over The Counter").

Twitter, que aún no ha dicho si fluctuará en el Nasdaq o en la tradicional Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange), presentó el jueves a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) la documentación previa a su debut bursátil con el que espera lograr 1.000 millones de dólares.

NOTICIA PATROCINADA