POLÍTICA

Cospedal responde a Sánchez Camacho que el PP no puede pretender "nunca" una financiación única para Cataluña

07/10/2013 14:37 CEST | Actualizado 07/10/2013 19:21 CEST

El PP ni pretende "ni puede pretender nunca" que haya una financiación única para Cataluña. Esta es la respuesta que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha dado a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, con quien hoy ha mantenido una reunión en la sede nacional del partido en Madrid.

Allí, Sánchez Camacho ha propuesto una financiación singular para Cataluña en la que se limite la solidaridad "como en los länder" alemanes y que el dinero de Cataluña aportado al resto del país "tenga aplicación directa, como los fondos estructurales europeos".

"Cada uno tiene derecho a opinar lo mejor que le parezca, siempre dentro de la solidaridad de todos los españoles", ha matizado Cospedal en la rueda de prensa posterior a dicha reunión que para la secretaria general del PP "no era una conclusión". "Es una reunión de muchas", ha asegurado.

Cospedal ha explicado que "la solidaridad interterritorial está en los genes del PP" y que "va a haber voces de todos los representantes de las comunidades autónomas, porque afecta a todos los gobiernos".

La número dos del PP ha valorado la iniciativa de Sánchez Camacho, asegurando que no tiene "la menor duda" de que todas las aportaciones son "bien intencionadas". "También es verdad que el PP es un partido nacional que representa con orgullo el interés general de todos los españoles", ha agregado.

PEDAGOGÍA INFRUCTUOSA

Por la mañana en la Cadena SER, la propia Sánchez Camacho ha explicado que su propuesta se basa en limitar la solidaridad y establecer un "principio de ordinalidad". "Que Cataluña no aporte una gran cantidad de recursos a otras comunidades que no se recuperan y que dan dinero para subvenciones o bajan impuestos", ha apuntado.

Aún así, reconoce que va a tener que realizar una "labor de pedagogía importante" para explicar esta propuesta a sus compañeros de partido que presiden comunidades autónomas. De momento, ya le ha costado con la propia Cospedal.

"NO PODEMOS ESTAR SIN HACER NADA"

Sánchez Camacho considera que puede suponer "una nueva etapa en la relación entre comunidades autónomas" que "no rompe la caja común" y que supondrá "la reforma de un modelo en España".

La dirigente catalana considera que, ante el debate soberanista planteado en Cataluña, el PP no puede quedarse de brazos cruzados: "No podemos estar sin hacer nada", ha advertido. Por esa razón propone "explicar las mentiras en las que se basa el desafío independentista".

OFRECIDO POR NISSAN