Huffpost Spain
Daniel Basteiro Headshot

La directiva europea que endurece la regulación del tabaco se tambalea por el lobby de las multinacionales

Publicado: Actualizado:
Print Article
TABACO
EFE

Una ley de importantes consecuencias para la salud y el negocio de grandes multinacionales, la intensa presión a cada persona con poder de decisión y hasta la dimisión de un alto cargo político en medio de extrañas circunstancias. No es otra película al estilo de El dilema, donde Al Pacino y Russell Crowe protagonizan una trama sobre el poder de las tabaqueras y la publicidad engañosa. Es la Unión Europea.

Este martes se vota en el Parlamento Europeo la propuesta de directiva que pretende endurecer la legislación sobre el tabaco. No es el paso final, sino la toma de posición de la cámara, que tiene que consensuar con los Gobiernos de los 28 países socios la norma. Sin embargo, es un paso importante, ya que la Eurocámara se prepara para dar carpetazo a la legislatura y tiene tan solo unos meses para cerrar un acuerdo.

En las últimas semanas ha trascendido el intensa presión de empresas tabaqueras como Philip Morris, que se ha gastado hasta 1,25 millones de euros el año pasado para defender sus intereses ante instituciones de la UE y rebajar o retrasar las nuevas medidas. La norma lleva años en preparación y fue el detonante de la dimisión por corrupción del anterior comisario de Salud, John Dalli, un proceso a toda prisa que demostró a posteriori estar salpicado de irregularidades. La regulación europea podría marcar el camino a leyes en otras partes del mundo.

Los diputados tendrán que decidir, entre otras cosas, sobre las siguientes medidas:

  • Obligar a que las cajetillas de tabaco incluyan una imagen que ocupe el 75% del espacio de ambas caras en el que se alerte de los riesgos del tabaquismo con imágenes gráficas sobre sus consecuencias.
  • La prohibición del tabaco de sabores, como el mentolado o los de vainilla, para evitar la sensación de que hay tabaco menos nocivo, en especial de cara a jóvenes consumidores.
  • La regulación de los cigarrillos electrónicos a través de sus componentes y venta, que no sería libre sino a través de farmacias. Su consumo es a la vez una gran esperanza para las grandes multinacionales y una preocupación para las asociaciones médicas por el perjuicio para la salud.
  • La mejora en el sistema de seguimiento del tabaco para evitar el contrabando o que grandes compañías vendan cajetillas en mercados sin regular que llegan a los consumidores europeos a través del mercado negro evitando impuestos.

El objetivo de las grandes tabaqueras es reducir al máximo el tamaño de la advertencia en la cajetilla, situarlo en la parte inferior (a menudo tapada en los puntos de venta) y evitar la prohibición de mentolados y tabaco de sabores (vainilla, frambuesa, fresa, chocolate). Los dos principales grupos de la cámara, el popular y socialdemócrata, están divididos y el resultado final podría ser ajustado, según fuentes parlamentarias.

"COMO GARGANTA PROFUNDA, NUNCA SE SACIAN"

"Las tabaqueras son como garganta profunda, nunca se sacian, lo quieren todo", relata Andrés Perelló, eurodiputado socialista español. Según él, las grandes empresas han amenazado más de medio millar de puestos de trabajo y el texto original de la directiva amenazaba al sector de Extremadura y Canarias, algo que tiene visos de evitarse este martes. "Pero habría que preguntarse cuántas personas han perdido su puesto de trabajo porque han perdido la vida", asegura en conversación con El HuffPost.

Los socialistas españoles apoyan el endurecimiento de la ley a pesar de que los lobbys del sector han tratado a los diputados "como reses de ganado", en sus palabras. En sus documentos internos, las tabaqueras identificaban con semáforos de distinto color la posición de cada legislador atendiendo a la posibilidad de que votase en favor de las demandas del sector.

El PP español tiene una postura menos acentuada. En vez de que las cajetillas tengan un 75% de publicidad, los conservadores proponen un 65% y aceptarían un 50%, si hubiese acuerdo en torno a esta última cifra. Están a favor de dar cinco años más de vida al mentolado y creen que la regulación de los cigarrillos electrónicos debe depender más de cada país que de la UE, según ha explicado Pilar Ayuso, a cargo del expediente.

Encuesta

¿Debería endurecerse la legislación sobre el tabaco?

VOTA

161 LOBISTAS PARA CAMBIAR LA NORMA

"La industria del tabaco está de nuevo haciendo un esfuerzo extraordinario para evitar que se regulen sus productos, precisamente porque la regulación funciona muy bien para reducir el gran daño causado por los productos del tabaco", ha asegurado la directora de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan, en un comunicado. "Pido a los parlamentarios de la UE que se mantengan firmes ante estas presiones", ha resaltado. También 16 ministros de Salud han emitido una recomendación similar. Entre las firmantes está Ana Mato, a pesar de que su departamento prepara la rebaja de la ley antitabaco en España para permitir que se fume en Eurovegas.

Fumar continúa siendo la principal causa de muerte evitable en la UE, con 700.000 muertes cada año. El 70% de los fumadores comienzan antes de los 18 años y más de 50.000 personas fallecen cada año en España a causa del tabaquismo (en torno al 30% por cáncer de pulmón). El tratamiento de enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco cuesta cerca de 15.000 millones de euros anuales a la sanidad española.

Sólo Philip Morris ha contratado a 161 personas para hacer presión (lobistas) e influir en la directiva que mañana pasa su trámite parlamentario, según reveló el semanario británico The Observer.

El grupo de los Verdes, que ha denunciado las presiones, ha pedido también que se publiquen todos los registros de reuniones o contactos con lobistas. Es decir, quién se reunió con quién, en qué contexto y con qué fin. A pesar de que el grupo político está frontalmente opuesto a rebajar la norma y por lo tanto no es la prioridad de las tabaqueras, en los últimos meses ha acudido a decenas de reuniones.

La compañía se defiende. Por "la calidad de la democracia", la empresa debe poder expresar sus puntos de vista, aún cuando sus recursos multipliquen los de los legisladores e instituciones públicas. "El argumento de que deberíamos permanecer en silencio ante una propuesta que nos concierne directamente y sobre la que tenemos hechos, cifras e ideas para mejorarla, es ilógico", en palabras de Drago Azinovic, presidente de Philip Morris para la UE.

LA EUROCÁMARA SE LA JUEGA

En palabras de Raül Romeva, eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds, la norma se ha encontrado "con un lobby comparable al de los grandes textos" y las empresas del sector, fundamentalemente norteamericanas, han practicado el "chantaje moral" y la "amenaza" de destruir puestos de trabajo si el endurecimiento sale adelante.

A siete meses de las elecciones europeas, Romeva cree que es "en asuntos como estos donde el Parlamento Europeo se la juega". "Dependiendo de lo que pase, los ciudadanos se preguntarán justificadamente para qué sirve tener esta institución y a sus eurodiputados", asegura.