ECONOMÍA

Rajoy sale en defensa de Cristóbal Montoro: "Es un magnífico ministro de Hacienda"

12/10/2013 16:27 CEST | Actualizado 12/10/2013 18:29 CEST
EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, a quien considera un "magnífico ministro de Hacienda" que está haciendo su trabajo en unos momentos "muy difíciles", y ha asegurado que con la política económica del Ejecutivo "vamos por el buen camino".

En una conversación informal con periodistas en el Palacio Real, durante la recepción con motivo de la Fiesta Nacional, Rajoy ha salido al paso de las críticas hacia Montoro por haber afirmado en el Parlamento que en España los salarios no bajan.

Precisamente este viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, había evitado respaldar a Montoro y, en cambio, hizo un alegato en favor de los españoles cuyos sueldos han bajado, los funcionarios que lo tienen congelado y los trabajadores que directamente no perciben ninguno. Las "estadísticas" son "de todos conocidos", zanjó.

También criticaron las palabras de Montoro el máximo responsable de la patronal, Juan Rosell y el exministro Josep Piqué. Montoro tuvo que aclarar después que son los salarios pactados en convenio colectivo los que están creciendo de forma moderada.

"DATOS ALENTADORES"

Sin embargo, Rajoy ha explicado que los sueldos con arreglo a convenios sí han experimentado alzas y ha remarcado que, en las empresas que los han reducido, como en la Administración, esta medida ha evitado despidos de trabajadores.

"Hay datos alentadores", ha manifestado también el jefe del Ejecutivo al hacer un repaso de la situación económica, si bien ha advertido de que "no hay que frivolizar" respecto al momento de la recuperación.

La "pujanza" de la industria del automóvil en España, donde están invirtiendo las grandes firmas del sector, el "notable" despegue de las exportaciones, el dato del consumo de los hogares, que ha dejado de caer, son algunos de los síntomas que permiten a Mariano Rajoy albergar esperanzas sobre una evolución positiva de la economía.

Ha lamentado el presidente que la crisis haya impedido ingresar 70.000 millones de euros en impuestos en dos años y ha hecho hincapié en lo complicado que es resolver el problema del elevado endeudamiento de España, porque resulta muy difícil "desendeudarse" invirtiendo y consumiendo al mismo tiempo.

¿Y LAS PENSIONES?

El jefe del Ejecutivo, quien no ha hablado de la crisis con Cataluña durante su conversación, ha apuntado que es posible que las pensiones no pierdan poder adquisitivo tras la subida del 0,25%, porque la inflación en noviembre podría quedar por debajo del 1 por ciento.

Más allá de las cuestiones económicas generales, Rajoy ha admitido que la negociación del sistema de financiación autonómico va a ser dura, porque cada comunidad tiene sus exigencias, pero no más que otras veces; incluso ha aventurado que al final "todo el mundo dirá que ha ganado".

Eso sí, ha mostrado su convencimiento de que esta negociación con las Comunidades Autónomas no se prorrogará hasta el año 2015.