ECONOMÍA

Bill Gates compra un 6% de FCC por 113,5 millones y se convierte en su segundo accionista

21/10/2013 22:43 CEST | Actualizado 21/10/2013 22:47 CEST
GETTY

Bill Gates entra de lleno en los negocios en España. El cofundador de Microsoft ha adquirido, a través de un conjunto de fondos, el 6% del capital social de FCC por un importe de 113,54 millones de euros. De esta manera se convierte en el segundo máximo accionista del grupo de construcción y servicios por detrás de Esther Koplowitz, que controla el 53,9% de la compañía.

El cofundador de Microsoft y una de las principales fortunas del mundo se introduce en FCC mientras la compañía aborda un plan estratégico para reducir su endeudamiento y volver a beneficios.

El empresario y filántropo se ha hecho con acciones de la autocartera de la constructora representativas del 6% de su capital, según ha informado FCC a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación se ha cerrado a 14,865 euros por acción, el precio de la cotización de la constructora a cierre del mercado del pasado viernes. No obstante, se trata de un precio un 5% inferior al de 15,670 euros por título al que el grupo concluyó la jornada de Bolsa de este lunes, en la que se anotó la mayor subida del Ibex (+5,4%) y marcó su máximo de al menos año y medio.

La transacción constituye una operación de inversión extranjera en una empresa del Ibex 35 español, índice que, tras conquistar el pasado viernes la cota de los 10.000 puntos, este lunes encadenó nueve jornadas consecutivas de ganancias y marcó un nuevo máximo desde 2011.

FCC ha detallado que para el grupo la operación supone un "incremento de los fondos propios" en la misma cuantía en que se ha cerrado la operación que, no obstante, no tendrá impacto en su cuenta de resultados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

FCC logra un contrato de 6.070 millones de euros para construir líneas de metro en Arabia Saudí

Bill Gates ofrece 100.000 dólares por un condón más sexy

Cómo Silicon Valley se ha convertido en la capital de la filantropía