NOTICIAS

La UE se limita a recordar que el espionaje de la NSA "puede perjudicar" las relaciones con EEUU

25/10/2013 13:50 CEST | Actualizado 25/12/2013 11:12 CET
CONSILIUM

La Unión Europea no critica a EEUU por el supuesto espionaje de millones de comunicaciones, entre ellas las de 35 líderes del viejo continente. Tampoco pide explicaciones. En un comunicado lleno de prudencia, los jefes de Gobierno de los 28 países miembros se han limitado a destacar que "la falta de confianza puede perjudicar la cooperación necesaria en el campo de la recopilación de [datos] de inteligencia".

La frase, que puede interpretarse como un muy diplomático toque de atención, se inscribe dentro del capítulo de la lucha contra el terrorismo, según el comunicado (disponible aquí en inglés).

El comunicado ha sido suscrito en la cumbre de la UE que termina este viernes. El espionaje de EEUU ha orbitado en torno a una reunión sin grandes asuntos en la que el comunicado aparece como un anexo a las conclusiones. En él, los 28 líderes aseguran que la alianza entre EEUU y la UE "debe estar basada en el respeto y la confianza, incluyendo como preocupaciones el trabajo y la cooperación de los servicios secretos".

Pero la UE no pide explicaciones, sino que se limita a "tomar nota de la intención de Francia y Alemania" de hacerlo por su cuenta.

Este jueves, el diario británico The Guardian reveló que la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU, había hecho un seguimiento de las llamadas de 35 líderes europeos. En Alemania, el escándalo es mayúsculo por el posible pinchazo del teléfono móvil de la canciller, Angela Merkel.

SILENCIO DEL GOBIERNO

En España, el Gobierno guarda silencio. Sin embargo, Alfredo Pérez Rubalcaba, jefe de la oposición y exministro de Interior, cree que el espionaje de EEUU llegó a la "vida" de los españoles, a la "administración" y "eventualmente al Gobierno".

"La información que tengo es la que nos ha dado el Gobierno, y no tengo más", advirtió el líder del PSOE. En base a esa información, Rubalcaba dice que "parece" que el seguimiento de llamadas y mensajes de texto "también habría afectado a los dos Gobiernos, al del señor [José Luis Rodríguez] Zapatero y al del señor [Mariano] Rajoy".

Según el diario El País, que cita a fuentes conocedoras de los papeles secretos de Edward Snowden, La NSA espió a millones de españoles, incluyendo a altos cargos del Gobierno. Sin embargo, el Ejecutivo no lo confirma y dice que, en caso de que se hubiese producido el seguimiento, se habría circunscrito a la etapa de Zapatero.