NOTICIAS

Barcelona-Real Madrid: Los azulgrana vencen (2-1) con goles de Neymar y Alexis

26/10/2013 17:08 CEST | Actualizado 26/10/2013 20:05 CEST
GTRES

El Barcelona ganó al Madrid (2-1) y Neymar venció a Bale. Si el clásico se hubiese reducido a un duelo entre los fichajes estrella de Barça y Madrid, el brasileño hubiese ganado por goleada: marcó el primer tanto de su equipo y estuvo a punto de hacer doblete.

Mientras, el galés, referencia ofensiva de los blancos, pasó con más pena que gloria por el Camp Nou y acabó sustituido en la segunda parte. Neymar se fue ovacionado al final del partido por una afición pletórica que ve cómo el Madrid se vuelve a quedar 6 puntos por detrás de los azulgrana.

Pero el clásico fue mucho más que un duelo entre dos jugadores. Ancelotti probó poniendo a Sergio Ramos en el centro del campo y el experimento le estalló en las manos.

El Madrid, aún sin un patrón de juego claro este curso, se mostró desnortado hasta que el técnico italiano, ya en la segunda parte, volvió al esquema de juego habitual metiendo a Illarramendi en el césped. El equipo reaccionó y quizá mereció más premio. Pero fue demasiado tarde. El Barça aprovechó la inicial confusión blanca para llevarse el partido.

EL GOL QUE DESEQUILIBRA

La primera parte estuvo equilibrada hasta el minuto 18, cuando Neymar atrajo todas las miradas y batió a Diego López. El brasileño justificó un poco más la llegada con su diana y desequilibró por completo el partido. El Madrid se descompuso, confundido y nervioso por el cambio de esquema de juego que había introducido Ancelotti.

Prueba de ello es que Messi estuvo a punto de rematar a los blancos pocos minutos después. El argentino se quedó a solo unos centímetros de hacer el segundo, pero su lanzamiento se fue fuera. El Barça se puso entonces a tocar, reapareció su famoso tiki-taka y las mejores versiones de Xavi y, especialmente, Iniesta. El Madrid, mientras, naufragaba, completamente a merced de los azulgrana.

Los blancos, sin embargo, estuvieron muy cerca de igualar el marcador tras un centro al área de Cristiano que remató Khedira y que despejó de forma inverosímil Valdés. El rechace golpeó a Adriano en la mano, generando una polémica con la que se llegó al final de la primera parte.

LA REACCIÓN BLANCA

En el segundo acto las fuerzas se igualaron. El Barcelona pudo sentenciar el choque con un disparo de Neymar que despejó Diego López. La contestación del Madrid llegó con un disparo sequísimo de Cristiano que logró atajar Valdés.

En ese momento Ancelotti ya había retirado del césped a Sergio Ramos, amonestado y a punto de ser expulsado, y había apostado por Illarramendi. El Madrid, con su esquema de juego habitual, recobró la compostura y la posesión. Di María podría haber tenido el empate si no hubiese hecho un control horrible que le impidió quedarse solo ante Valdés.

La tuvo después Cristiano, que se quedaba solo ante Valdés cuando se fue al suelo ante Mascherano. Más polémica: pudo haber penalti. Instantes después, Benzemá estrelló un misil en la cruceta de la portería de Valdés.

El Madrid se estaba convirtiendo en un ciclón, poniendo al Barça entre la espada y la pared. Pero fue entonces cuando Alexis Sánchez, un jugador muy criticado, apareció para hacer una obra de arte en forma de gol que sentenció el partido. El gol del Madrid, obra de Jesé en el descuento, no pudo cambiar nada.

Así te lo contamos en directo.

Barcelona-Madrid

NOTICIA PATROCINADA