POLÍTICA

Posada pide discreción a los grupos para no informar de la comparecencia del director del CNI

06/11/2013 12:14 CET | Actualizado 06/11/2013 12:43 CET
PACO CAMPOS / EFE

Nada de ir contando información a la prensa. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha pedido este miércoles discreción a los portavoces de los grupos parlamentarios presentes en la comisión de secretos oficiales para que no cuenten el contenido de la comparecencia del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán.

Así lo ha puesto de manifiesto Posada a los medios de comunicación a su salida de la mencionada comisión parlamentaria, donde ha comparecido Sanz Roldán desde las nueve de la mañana para dar cuenta sobre las supuestas escuchas telefónicas por parte de Estados Unidos y sobre si el organismo que preside colaboró con la NSA norteamericana.

El presidente de la Cámara Baja ha explicado que el jefe de los servicios de inteligencia españoles ha respondido a todas las preguntas que le han planteado los distintos grupos parlamentarios y ha apuntado que el resultado de su comparecencia ha sido "bueno". A juicio, ha sido muy "esclarecedora" y a él, personalmente, le ha tranquilizado.

Ahora bien, ha informado de que ha solicitado a los portavoces presentes en esta comisión que respeten el secreto de la deliberación. "Si no les cuentan nada es culpa mía porque yo así se lo he pedido", ha comentado a los periodistas.

LOS PARTIDOS, SATISFECHOS CON LA EXPLICACIÓN

Al término de la reunión a puerta cerrada, que ha durado algo más de dos horas, los portavoces del PP, Alfonso Alonso; PSOE, Soraya Rodríguez; IU, Cayo Lara, y UPyD, Rosa Díez, han expresado en líneas generales su tranquilidad y satisfacción por el desarrollo de la comisión.

Soraya Rodríguez ha asegurado que el responsable del CNI ha dado "garantías de respeto" a los derechos de los ciudadanos españoles en el territorio nacional.

No obstante ha dicho que ahora le toca al Gobierno español el seguir exigiendo explicaciones a los servicios secretos de EEUU, cosa que todavía no se han dado.

"Absolutamente satisfechos con las explicaciones que nos ha dado y la tranquilidad de que en nuestro territorio las actuaciones de nuestros servicios de inteligencia se hacen con respeto absoluto a los derechos fundamentales de los españoles", ha subrayado.

Por su parte, Cayo Lara ha destacado que Sanz Roldán ha contestado a las quince preguntas que le ha formulado y que sale de la reunión igual de tranquilo o 'desasosegado' que entró.

"Nunca se tiene tranquilidad absoluta, lo que hay que tener es muchas precauciones", ha asegurado Lara, que cree que hay que estar más inquieto con las actividades de los servicios secretos estadounidenses que con los españoles.

OFRECIDO POR NISSAN