Huffpost Spain

Botella pide cambiar la ley de huelga para que se cumplan los servicios mínimos

Publicado: Actualizado:
BOTELLA
EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha valorado este domingo que la huelga de la limpieza haya finalizado sin despidos, ha cifrado en medio millón de euros los daños en el patrimonio durante el paro y ha reclamado una ley de huelga para evitar el incumplimiento de los servicios mínimos.

Botella, en rueda de prensa tras anunciarse la desconvocatoria, ha dicho que las medidas aplicadas por el Ayuntamiento han permitido que esta medianoche quede sin efecto la huelga. La alcaldesa ha agradecido a los ciudadanos y a las fuerzas de seguridad su comportamiento a lo largo de los trece días de huelga y ha asegurado que "ni un solo euro de los costes repercutirán en el bolsillo de los madrileños".

Botella ha afirmado que ve necesario abordar con determinación la redacción de una ley de huelga, que ponga freno a los perjuicios que sufren los ciudadanos" y cree que no se puede dar "el incumplimiento sistemático de los servicios mínimos que afectan a servicios públicos esenciales".

"No es posible que la convivencia ciudadana, ante un derecho constitucional como es el de la huelga, se pueda ver alterada hasta límites intolerables", ha declarado Ana Botella, al tiempo en que ha insistido en que "es necesario, por tanto, abordar las normas que regulan el derecho de huelga, insuficientes" y que, a su juicio, "están basadas en un real decreto del año 77, anterior a la Constitución".

Además, ha asegurado que si no ha habido despidos ha sido gracias a la reforma laboral y no a la presión de los sindicatos y los trabajadores durante las dos semanas de conflicto.

Por otro lado, ha anunciado la suspensión de las "medidas extraordinarias" que ordenó para "hacer cumplir los servicios mínimos". Por tanto, los empleados de la empresa Tragsa, contratada por el Consistorio para cumplir los servicios mínimos desde la madrugada del sábado, dejarán ya de barrer las calles madrileñas.

MEDIO MILLÓN DE EUROS

Asimismo, ha hecho hincapié en que Madrid ha sufrido las consecuencias de un conflicto laboral y que se ha dado un "intento deliberado" por hacer que las calles de la capital estuvieran en la "peor situación posible".

Tras situar en medio millón de euros los daños al patrimonio inmobiliario en estos 13 días de huelga, ha cifrado en 8.716 el número de horas extras realizadas por los agentes municipales en la escolta de los barrenderos, mientras que las horas extras realizadas por los trabajadores de Tragsa serán pagadas por las empresas.

Botella ha negado que la huelga afecta a la imagen de Madrid en el exterior y ha recordado que Nueva York sufrió una huelga de limpieza de 30 días hace dos años y Madrid otra hace más de 20 años.

También ha rechazado que la pasividad del ayuntamiento ante el conflicto o que este se debiera a la incapacidad de la gestión.

También en El Huffington Post

La basura se acumula en Madrid
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

Sugerir una corrección