POLÍTICA

La Audiencia envía a la juez Alaya la denuncia sobre UGT

04/12/2013 13:35 CET | Actualizado 04/12/2013 13:36 CET

Será Mercedes Alaya la que se encargue de la denuncia contra UGT por uso indebido de fondos públicos. Así lo ha acordado el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Pedraz ha remitido a la magistrada de Sevilla la denuncia del colectivo Manos Limpias contra UGT por financiarse supuestamente con fondos públicos destinados a la formación de los trabajadores.

El juez accede así a la petición de la Fiscalía Anticorrupción, que consideró que los hechos denunciados se refieren solo a UGT de Andalucía, por lo que no son competencia de la Audiencia Nacional, y que debe ser Alaya, que también instruye el caso de los ERE, la que los incluya en la causa en la que ya investiga la financiación del sindicato.

Manos Limpias, que decía que las conductas denunciadas podrían constituir los delitos de falsedad documental, delito mercantil, estafa, apropiación indebida y contra la Hacienda Pública, afirma en su denuncia que UGT se queda con un 15% de las subvenciones para cursos de formación y el Instituto para la Formación y Estudios Sociales (IFES), creado por el sindicato, con otro 4%.