POLÍTICA

Rodea el Congreso: miles de personas rodean el Congreso en Madrid contra la "Ley Mordaza"

14/12/2013 19:45 CET | Actualizado 15/12/2013 00:00 CET
AFP

Miles de personas se manifiestaron este sábado en los alrededores del Congreso de los Diputados, en Madrid, convocados por la Coordinadora 25S para "rodear" la Cámara Baja en protesta por la Ley de Seguridad Ciudadana que prepara el Gobierno y que prohibirá este tipo de concentraciones. La protesta ha terminado con enfrentamientos con la Policía y con al menos 23 heridos y siete detenidos, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid .

Los agentes procedieron minutos antes de las 19:00 a cortar los accesos al Congreso, en cuanto llegaron los primeros manifestantes convocados. La protesta se desarrolló primero en la plaza de Neptuno y, después, por la calle Alcalá hasta la Puerta del Sol.

Allí, un grupo formado por unas cien personas cogió otro rumbo y se rompió la tranquilidad que se había vivido hasta entonces. Al parecer, ese grupo de manifestantes, con el rostro cubierto, comenzó a golpear un coche de la Policía Municipal que se encontró con la marcha.

El vehículo terminó con la luna trasera rota y en ese momento la Policía Nacional, que seguía los pasos de esa protesta, cargó en la calle Atocha contra los manifestantes, que a su vez respondieron con lanzamientos de botellas, procedentes la mayoría de ellas de un contenedor de vidrio cercano. En otras calles se ha visto fuego y barricadas formadas por contenedores.

A raíz de los enfrentamientos, varias personas han resultado heridas y personal de Samur y Protección Civil han levantado una tienda de campaña en las inmediaciones de Atocha para atender a los lesionados.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid , 14 agentes y nueve ciudadanos han resultado heridos. Las mismas fuentes han informado de que ha habido 7 detenidos.

La protesta estuvo supervisada por un fuerte despliegue policial compuesto por 25 Grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) (un total de 1.250 antidisturbios).

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, advirtió el viernes de que se trata de una "convocatoria ilegal" al no haber sido comunicada por los cauces oficiales, y aseguró que la Policía Nacional actuará en defensa de la legalidad y evitará que pueda haber cualquier tipo de incidentes violentos.

"¡NO PASARÁN!"

No obstante, los organizadores de la protesta insistieron en el carácter pacífico de la concentración, que tiene por objetivo poner de manifiesto que "las leyes-mordaza" y "las políticas represivas en general" no frenarán el clamor popular en contra de la corrupción, los recortes y y la involución democrática".

El lema elegido para esta protesta es "¡No pasarán!" y a la convocatoria se han sumado otros colectivos sociales como el 15-M, Marea Ciudadana o la plataforma 'Democracia Real Ya', así como algunas formaciones políticas de izquierda como la agrupación de IU de Madrid Centro, Izquierda Anticapitalista o Equo Madrid.

Los manifestantes han coreado gritos a favor de la lucha de la clase obrera, contra los bancos y contra el fascismo. "La voz del pueblo no es ilegal", han exclamado, de forma unánime y reiterada.

NI LA PRIMERA NI LA ÚLTIMA

Esta es la segunda protesta contra la futura Ley de Seguridad Ciudadana, que ahora está en fase de anteproyecto, y que ya ha sido bautizada por los movimientos sociales como 'Ley Anti 15-M', 'Ley Mordaza' o 'Ley del miedo'. La primera tuvo lugar frente a la sede del PP en la calle Génova el pasado 29 de noviembre, el mismo día en que se aprobó en el Consejo de Ministros el anteproyecto.

Tampoco será la última, ya que tal y como anunciaron los promotores de la concentración en rueda de prensa frente al Congreso, seguirán convocando movilizaciones conforme avance la tramitación de esta norma. Asimismo, insistieron en el carácter pacifico de su acción y mostraron su rechazo a toda actuación violenta.

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana contempla una serie de sanciones a actos que han venido teniendo lugar durante el último año, como las concentraciones ante el Congreso de los Diputados y los escraches promovidos por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Concentraciones ante el Congreso: hasta 30.000 euros. Las concentraciones no comunicadas ante instituciones del Estado como el Congreso, el Senado, los parlamentos autonómicos o los altos tribunales, aunque en ese momento no tengan actividad.

Grabar a agentes de Policía: Hasta 600.000 euros. La grabación y difusión de imágenes de agentes de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de su trabajo que atenten contra el derecho a su honor o su imagen y que puedan poner en peligro su seguridad o la de la intervención policial correspondiente.

Alterar el orden encapuchado: Hasta 30.000 euros. Alterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación.

Insultar a un Policía: hasta 1.000 euros. Amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas.

Rodea el Congreso

OFRECIDO POR NISSAN