POLÍTICA

Manifestación en Alcalá de Guadaíra: Gritos contra el Ayuntamiento y la pobreza

16/12/2013 14:35 CET | Actualizado 16/12/2013 16:16 CET

Tras la tragedia, gritos de indignación. Unas 200 personas, apoyadas por Izquierda Unida y el movimiento 15-M, se han concentrado frente al Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), localidad donde tres personas que recogían cartones murieron como consecuencia de una intoxicación alimentaria. Las víctimas fueron un matrimonio y su hija de 14 años, mientras que la de 13 años permanece ingresada.

A las puertas del ayuntamiento se concentraron decenas de personas "profiriendo gritos contra la Administración local, ya que los servicios sociales están ahogados", según fuentes del 15-M citadas por Europa Press. Durante su transcurso, un grupo de personas ha intentado entrar en las dependencias municipales, algo que han evitado efectivos de la Policía Local y de la Nacional, que ha identificado más tarde a un joven, aunque finalmente no ha sido detenido.

"La gente reclama que se cumplan las iniciativas aprobadas en el Pleno alcalareño, como que se produzcan rebajas de sus sueldos del 50 por ciento y que ese dinero fuera a la ciudadanía a través de ayudas sociales. Los servicios no tienen suficiente y no hay dinero para sufragar los gastos que se necesitan", sentencia.

La movilización ha estado apoyada por IU, donde su portavoz alcalareño, Alberto Miranda, ha advertido que la población está "muy indignada" porque se siente "identificada con la situación" de la familia fallecida. "El ambiente ha estado muy caldeado y ha venido mucha gente en apoyo a la familia y ante la situación de pobreza", indica, tras asegurar que el equipo de gobierno local "no ha dado la cara".

CÁRITAS PIDE PONER "TODOS LOS MEDIOS" PARA LOS SERVICIOS SOCIALES

Por otra parte, desde Cáritas Arciprestal de Alcalá de Guadaíra se ha puesto de manifiesto que los alimentos que "al parecer han provocado la muerte" de la familia del barrio de Rabesa "no tienen su procedencia en el reparto de productos alimenticios que habitualmente realizan las Cáritas Parroquiales de Alcalá, ya que esta familia no es atendida por ninguna de nuestras Cáritas parroquiales desde hace al menos dos años".

En un escrito, firmado por el arcipreste de Alcalá de Guadaíra, Antonio José Guerra Martínez, se advierte de que los alimentos que reparten las seis Cáritas parroquiales que actualmente existen en Alcalá "reúnen las condiciones sanitarias que los hacen perfectamente útiles para el consumo humano", apuntando a su procedencia, envasado, etiquetado y fecha de caducidad.

En este marco, ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad de todos", para que hechos como el ocurrido en estos días no vuelvan a suceder. Para ello, insta a los poderes públicos municipales a que pongan a disposición de la ciudadanía "todos los medios que estén a su alcance, económicos y humanos, así como que aceleren los trámites burocráticos para que las personas necesitadas de la ciudad puedan disponer de las ayudas necesarias a la mayor celeridad posible".

"Desde las Parroquias y las Cáritas parroquiales de Alcalá de Guadaíra lamentamos este tristísimo suceso y damos el pésame más sentido a los familiares de los fallecidos", subraya, tras valorar el interés del arzobispo, Juan José Asenjo, que ha llamado para "interesarse por el caso y manifestar su condolencia y su disponibilidad y la del obispo auxiliar para presidir el funeral en la medida de sus posibilidades".