ECONOMÍA

La OCDE recomienda a España que abarate más el despido

18/12/2013 14:10 CET | Actualizado 19/12/2013 13:52 CET

Consejos vendo... La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha hecho público su informe sobre la reforma laboral española que considera que va en la buena dirección, pero que recomienda nuevos ajustes para abaratar el despido, ampliar los periodos de prueba y disminuir la discrecionalidad de los tribunales para invalidar despidos colectivos.

La organización pone de manifiesto que son necesarios cambios adicionales para bajar la tasa de paro, sobre todo entre los jóvenes y los desempleados de larga duración, y para reducir la segmentación del mercado laboral, en el que la mayoría de los contratos siguen siendo temporales.

En este sentido, la OCDE propone que se establezca la figura del despido colectivo improcedente, para evitar la posibilidad de que los tribunales invaliden los ERE y ordenen la reincorporación a los puestos de trabajo extinguidos.

Asimismo, pide aumentar la duración de los periodos de prueba de los contratos indefinidos, ya que cree que las empresas tienden a usar la contratación temporal para probar a los nuevos trabajadores antes de decidir si los incorporan definitivamente a la plantilla.

También dice que hay que abaratar la indemnización por despido en los contratos indefinidos para tratar de acercarla a la que se paga en el caso de los contratos temporales y, en particular, habla de reducir los mayores costes que soportan las grandes empresas al acometer despidos colectivos.

EL DESPIDO SIGUE SIENDO "GENEROSO"

La OCDE considera que en España hay margen para "un mayor ajuste" del coste de la indemnización por despido y sugiere que se restrinjan sólo a "casos extremos" las circunstancias en las que un despido puede ser declarado nulo.

El director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, Stefano Scarpetta, ha destacado en rueda de prensa que el coste del despido improcedente de trabajadores indefinidos sigue siendo "generoso", a pesar de que se ha rebajado de 45 a 33 días por año trabajado para los contratos temporales convertidos en fijos.

Además, ha señalado que aún está por encima de la media europea y que puede ser "una falta de incentivo para los empresarios a la hora de hacer contratos fijos".

"Tiene que haber un equilibrio", ha dicho Scarpetta, porque si no el empresario apostará por contratos eventuales, en los que no suele implicarse con el trabajador ni con su formación.

Por su parte, el economista senior del División de Análisis y Políticas de Empleo de la OCDE, Andrea Bassanini, ha sugerido que se debería restringir al máximo los casos en que un despido puede ser declarado nulo para limitar la discrecionalidad de los tribunales a la hora de ordenar la readmisión de los empleados despedidos.

DESPIDO COLETIVO IMPROCEDENTE

La OCDE cree que el Gobierno debería regular el despido colectivo improcedente, que funciona para los despidos individuales y que no obliga a readmitir a los trabajadores despedidos.

Considera además que hay margen de mejora de las políticas dirigidas a promover la reincorporación de parados al mercado laboral, con un servicio de formación y búsqueda de empleo reforzado y más eficaz, y en el que Gobierno y Comunidades Autónomas estén coordinados y que acompañen siempre a la "generosa" prestación por desempleo.

Asimismo considera en su informe que, "aunque la moderación salarial está afectando a los niveles de vida de los trabajadores, empiezan a verse resultados" en cuanto la reducción de la destrucción de empleo.

Las rebajas salariales "son dolorosas para el trabajador pero son necesarias para promover el crecimiento de los márgenes de las empresas", que "seguro que después estarán dispuestas a aumentar los salarios", dice Sacarpetta.

BÁÑEZ: EL GOBIERNO TIENE SU HOJA DE RUTA

Tras conocerse el informe, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha insistido en que la reforma laboral ya está hecha y que el Gobierno sólo hará "pequeños ajustes" para potenciar al máximo la normativa laboral, aunque ha asegurado que las recomendaciones de la OCDE serán analizadas.

La ministra ha considerado que la evaluación realizada por la OCDE de la reforma laboral de 2012 es muy positiva, porque reconoce que ha ayudado a dinamizar el mercado laboral, a reducir la dualidad entre temporales y fijos, y a mejorar la competitividad y la productividad.

Respecto a las recomendaciones sugeridas por el organismo internacional, Báñez ha dicho que las respeta y que serán estudiadas, pero ha hecho hincapié en que el Gobierno tiene "su hoja de ruta" y que de momento sólo se acometerá la simplificación de los modelos de contratación, que pasarán de 42 a 4, con una herramienta informática intuitiva que facilite la contratación vía telemática.

ELECTRIFY THE WORLD