INTERNACIONAL

La Policía griega tortura y deja morir a inmigrantes ilegales, según denuncia el diario 'HOT DOC'

19/12/2013 20:55 CET | Actualizado 19/12/2013 20:55 CET
GTRES

La Policía griega tortura a los inmigrantes que logran llegar a las costas del país. A los que llegan, porque a los que se quedan en el mar, les dejan ahogándose.

Esa es la denuncia que hace el periodista Kostas Vaxevanis del periódico HOT DOC, en cuyas páginas asegura que en el último año se han ahogado en el Egeo 130 inmigrantes, niños incluidos, ante la pasividad de los agentes fronterizos griegos.

Según este diario, las órdenes de no actuar ante el drama de la inmigración "proceden directamente" de la cúpula policial y política. Es más, HOT DOC asegura tener un documento en el que se pide expresamente "hacer imposible las vidas de los inmigrantes".

POLICÍAS QUE TORTURAN Y ROBAN

Y eso hacen. Cuando algún inmigrante logra salvarse de morir ahogado, es torturado por los agentes que, además, roban sus pertenencias. "Oro, dinero y teléfonos móviles son el botín que los policías se llevan de sus 'operaciones de repatriación'", explica el diario.

Ante estas acusaciones, la respuesta del ministro de Orden Público es la siguiente. "Estas cosas no ocurren, son simples acusaciones de quienes quieren emborronar el nombre de Grecia".

Pero Vaxevanis, en su artículo, asegura que "las habitaciones de tortura para inmigrantes existen y ha sido confirmado por el Jefe de las Fuerzas de Seguridad y algunos de los altos cargos de ELAS (la Policía griega).

"¿HAN COMETIDO ALGÚN CRIMEN?"

Uno de los agentes denuncia esta situación a este diario. "No sólo somos racistas, sino también criminales. ¿Qué ha hecho esta gente para que les dejemos encerrados durante un año? ¿Han matado a alguien? ¿Han cometido algún crimen? Esta gente debe ser repatriada y pasan un año en centros de detención sin haber cometido ningún crimen", asegura.

El periodista explica que el actual presidente griego, Antonis Samaras, llegó al Gobierno con el lema "Avancemos y vaciemos nuestras ciudades de inmigrantes ilegales". Además, tras un encuentro con el primer ministro de Malta, dijo lo siguiente: "En Grecia hay tantos parados como inmigrantes y esto no puede seguir así".