POLÍTICA

Rajoy está "absolutamente seguro" de que los españoles superarán el reto independentista

19/12/2013 08:30 CET | Actualizado 19/12/2013 08:31 CET
EFE

Mariano Rajoy se ha mostrado "absolutamente seguro" de que España, al igual que hará con la crisis económica, superará el reto de la independencia catalana. "Tened la absoluta seguridad, ese reto también lo vamos a superar, somos 46 millones de españoles con la voluntad de seguir juntos", ha dicho.

El presidente del Gobierno ha lanzado estas palabras en la cena de Navidad del PP de Madrid que se ha celebrado este miércoles en Collado Villalba (Madrid). Rajoy ha pedido indirectamente al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que piense bien lo que está planteando antes de convocar una consulta que ha calificado de "gran equivocación histórica".

"Voy a estar donde tengo que estar como presidente del Gobierno. Soy como soy, pero tengo las ideas muy claras, no voy a jugar a dividir a los españoles", ha afirmado Rajoy ante militantes y cargos del partido. Entre los asistentes se encontraba Ignacio González, después de que esa misma mañana su esposa hubiera sido imputada por presunto blanqueo de capitales.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, el ministro Miguel Arias Cañete y la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, también han asistido a la cena.

Rajoy ha vuelto a repetir lo que leyó en La Moncloa el día que se conoció la doble pregunta de la consulta independentista. "España será lo que digan los españoles, nadie puede disponer de la soberanía nacional", ha insistido el presidente, quien ha añadido que la soberanía es también que "todos los votos valgan igual". "El del alcalde, el del interventor, el del que viva en Cáceres, Madrid o Pontevedra", ha apostillado.

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado orgulloso por los logros conseguidos por España -la nación más antigua de Europa, según ha recordado Rajoy-, y ha pedido a los presentes que no hagan caso a los "mensajes catastrofistas" y ha asegurado que en 2014 la economía mejorará y descenderá el desempleo. "Al final de este año habrá menos personas apuntadas en el paro que en 2012. No os quepa la más mínima duda", ha apostillado.

"NO ME GUSTÓ SUBIR LOS IMPUESTOS Y LOS BAJARÉ"

Otras de las cosas que ha citado como síntoma de una mejoría ha sido la prima de riesgo, que ha bajado a menos de la mitad en el último año y ha permitido ahorrar al Estado, según sus palabras, 8.000 millones de euros. Rajoy ha insistido que 2013 ha sido un año con "menos resultados de los que le hubiera gustado pero mucho mejor" de lo previsto.

El presidente ha agradecido el apoyo de los simpatizantes y militantes por facilitarles 'la mayoría y la estabilidad' y a las familias españolas, por permitir la cohesión social durante la crisis. También ha reconocido que ha tenido que tomar decisiones que no le gustaron. "No me gustó subir los impuestos y los bajaré", ha prometido.