POLÍTICA

El Gobierno reduce de 42 a cuatro los tipos de contratos laborales

20/12/2013 16:04 CET | Actualizado 20/12/2013 16:04 CET
EFE

De 42 a cuatro. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una simplificación de los formularios de contratación, de tal forma que los 42 existentes hasta ahora se reducirán a cuatro: indefinido, temporal, contrato de prácticas y contrato de formación y aprendizaje.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha explicado que con esta medida el ejecutivo pretende simplificar la contratación especialmente en el "mundo de la pequeña y mediana empresa". "Se quiere potenciar la contratación y hacerla fácil", ha asegurado Báñez, quien ha anunciado la puesta en marcha de un "asistente virtual" a partir del 1 de enero.

De esta forma, ha asegurado la ministra, se conseguirá la simplificación administrativa para quien contrata y el trabajador "va a conocer el tipo de contrato que se le puede hacer y sus incentivos y así negociará mejor el salario". "Es transparente para ambas partes", ha afirmado.

Báñez ha anunciado también un paquete medidas, sin especificar cuáles, para "fomentar" la contratación temporal como "transición a la contratación estable".

DEFENSA DE LA REFORMA LABORAL

La ministra de Empleo ha resumido, además, el informe de la OCDE sobre la reforma laboral. "Señala que ha cambiado la dinámica laboral en España. Ha traído más dinamismo, ha servido para avanzar y evitar la segmentación y aumentar la competitividad. Ha contribuido a salvar muchos empleos evitando muchos despidos en un momento difícil de recesión", ha asegurado Báñez.

La ministra ha asegurado, además, que "está por ver lo mejor" de la reforma laboral. "La OCDE dice que ha permitido crear 25.000 contratos adicionales cada mes, ha favorecido que se reduzcan los periodos de permanencia en el desempleo", ha insistido.

MÁS PODER PARA LAS MUTUAS

El Consejo de Ministros ha aprobado también el anteproyecto de ley de mutuas, por el que se concederá a estas entidades una mayor capacidad de intervención en las bajas médicas por enfermedad común con el objetivo de reducir el absentismo laboral injustificado.

En concreto, las mutuas podrán realizar el seguimiento de la prestación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común "ya desde el primer día de la baja", según ha destacado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Así, la mutua podrá formular, como ocurre actualmente, una propuesta de alta médica "motivada". Su propuesta será enviada entonces al médico del Servicio Público de Salud que emitió el parte de baja a través de los servicios de Inspección del Servicio Público de Salud correspondiente, que dispondrán de un plazo de cinco días hábiles desde la recepción de la propuesta de alta para comunicar a la mutua si la estima o la rechaza.

Si en dicho plazo no se notificara a la mutua el parte de confirmación de baja, se considerará estimada la propuesta y emitido el parte médico de alta. La mutua deberá entonces informar al trabajador y a la empresa de la extinción de la prestación.

PLAN DE GARANTÍA JUVENIL

En el Consejo de Ministros también se ha aprobado Plan de Garantía Juvenil, presentado este jueves por el Ministerio de Empleo a las comunidades autónomas y que se presentará a la Comisión Europea en los próximos días.

El Ejecutivo asegura que este plan, que permitirá acceder a los fondos que prevé la 'Iniciativa de Empleo Juvenil', instrumenta la puesta en marcha de la recomendación del Consejo Europeo del pasado mes de abril para garantizar que todos los jóvenes menores de 25 años que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación, reciban una oferta de empleo de calidad, educación continua, formación de aprendiz o un periodo de prácticas en un plazo de cuatro meses tras acabar la educación formal o quedar desempleados.

Una vez se compruebe que cumplen con los requisitos para ser beneficiarios, se les dará acceso, conforme a su perfil, a las actuaciones previstas en un catálogo común, abierto a las aportaciones que realicen las comunidades y que se articula en torno a cuatro líneas de actuación: la mejora de la intermediación, la mejora de la empleabilidad, el fomento de la contratación de jóvenes y el impulso al emprendimiento.