NOTICIAS

Los debates de la Sexta: Núñez Feijóo, el tarifazo y la ley del aborto

22/12/2013 09:08 CET | Actualizado 23/12/2013 13:05 CET

La reforma de la Ley del aborto, el anuncio de la subida de la luz en 2014, los correos del hijo de Aznar a Miguel Blesa y el registro de la sede del Partido Popular en Génova. La semana más movida del PP coincidió con la visita de Alberto Núñez Feijóo al plató de 'La sexta noche'. Al presidente de la Xunta de Galicia le tocó valorar estos asuntos en una entrevista en la que se mantuvo fiel a una idea: "Yo estoy en política porque me lo ha pedido Mariano Rajoy".

Solo hubo una ocasión en la que desdijo al presidente del Gobierno y fue cuando se refirió al registro realizado el pasado jueves en Génova 13. Porque Rajoy no quiso asumirlo como tal mientras que Feijóo no encontró otra forma de llamarlo e reiteró que no había de qué preocuparse: "Si hay un partido auditado en España, ése es el PP". "El juez Ruz puede hacer lo que quiera porque para eso es juez", añadiría después.

Aclarado este tema, hubo ocasión para hablar de Luis Bárcenas sobre el que antes de empezar quiso hacer un matiz: "No está en la cárcel por ser gerente del PP, está en la cárcel por tener cuentas en Suiza". El presidente de la Xunta insistió en que es un hecho puntual en el partido porque "no hay ningún ministro ni secretario de Estado que tenga problemas con la justicia" aunque sí se mostró interesado en aclarar lo ocurrido. "Yo lo que quiero es saber por qué el señor Bárcenas tiene 48 millones en Suiza", dijo sobre este asunto.

La entrevista se prolongó durante una hora y en todo momento el 'popular' dejó clara la consigna a seguir: las cosas se han hecho muy mal en España y el Ejecutivo está pagando las consecuencias. "Es difícil remediar lo que hemos recibido", dijo refiriéndose al Gobierno de Zapatero al que acusó de no estar preparado para hacer frente a la crisis: "Hubo gente que llegó al Gobierno a aprender". Fue esta situación la que les obligaría, según dijo, a subir los impuestos y el IVA desoyendo su propio programa electoral. "El déficit público era mayor de lo que se dijo cuando. No hay otra explicación", reconoció para luego avanzar: "Mi partido bajará más impuestos".

La reforma de la ley del aborto fue el otro tema que tocaron en la entrevista. Porque en este asunto el PP sí que decidió hacer caso a su programa electoral. Lo dijo Rajoy el pasado viernes y lo diría Núñez Feijóo el sábado. De esta forma se volvería a una ley de supuestos como la del 85 y se eliminaría la de plazos de 2010. "Teníamos una ley del aborto razonablemente admitida por las fuerzas políticas, pero Zapatero rompió ese consenso", quiso explicar.

"PARA QUEDAR BIEN CON ROUCO VARELA"

El apoyo de Feijóo a la reforma legal chocó de bruces con las críticas que Cristina Almeida vertió sobre el anteproyecto de la Ley del aborto durante su charla con Iñaki López. "Han hecho una ley para quedar bien con Rouco Varela", dijo nada más empezar. Para Almeida la nueva norma se preocupa más de los políticos que de las propias mujeres, a las que priva de libertad: "Es lo único que han cumplido de todo el programa y es lo único que nadie les demandada".

La política se mostró especialmente crítica con que se penalice el aborto en caso de que el feto presente malformaciones: "Es una muestra más del retroceso que se está dando en todo. Yo no me reconozco en este país". Para Almeida el aborto es un derecho de las mujeres que debe ser "una prestación sanitaria" hecha en las "mejores condiciones" y en centros públicos: "El médico debe practicar abortos porque es su trabajo, si su religión no se lo permiten tendrá que sacrificarse y no trabajar en un centro pública. ¿O la religión no implica sacrificio?"

El asunto que reunió este viernes a miles de manifestantes en distintos lugares de España se abordaría después en la mesa de debate con una clara división. La postura a favor de la ley la defendió Francisco Marhuenda, cuyo periódico dedica este domingo su portada al tema: 'un aborto cada cinco minutos' dice el titular al que le acompaña una foto de un feto de 22 semanas. "Me parece una ley justa (...) Nadie está obligado a quedarse embarazada, salvo en caso de violación. Por tanto hay que enseñar a las mujeres que hay métodos para no quedarse embarazadas", dijo el tertuliano.

En el otro bando la periodista Nativel Preciado recogería el testigo de las ideas esbozadas por Almeida minutos antes. "Es una ley oportunista que solo tiene un motivo electoral. En lo único que se piensa es ganarse a una parte de su electorado", aseguró para después señalar que "hay muchísimas personas del PP, sobre todo mujeres, que votarían en contra de esta ley".

PREPARARSE PARA LA SUBIDA

El posible incremento de la luz tuvo también su momento durante la noche. Núñez Feijóo también hablaría de este asunto y volvió a echar la culpa al PSOE:. "Hay que pagar una deuda de 24 millones de euros".

El profesor José María Gay de Liébana no lo ve tan claro como Feijóo, necesaria o no necesaria, está seguro de que la subida se va a producir. "No se si se hará directamente en el recibo o subirá en forma de impuestos. Al final el consumidor tendrá que pagar ", aseguró el profesor de Economía Financiera y Publicidad para el que no tiene sentido que "España sea uno de los países más caros de la UE en lo que a luz se refiere".

"Es curioso ver cómo el Estado se ceba con las cosas de primera necesidad, porque hay un impuesto sobre la electricidad y luego está también el IVA", aseguró.

Algo más claro parecía tenerlo Cristina Almeida para la que todo responde a un plan: "Estoy convencida que al final nos subirán el 5% de luz, que no queríamos inicialmente, y acabaremos diciendo 'qué bien que nos hemos librado del 11%".

El tráiler del caso Blesa

El juez Elpidio Silva fue el tercer invitado de la noche. El magistrado, que volvió hace una semana a los jugados tras ser inhabilitado por llevar a Blesa a prisión, aprovechó su presencia en plató para defenderse: "Cuando empecé con el caso Blesa mi expediente estaba inmaculado. No tenía ninguna sanción".

Elpidio se lamentaría después que en los cinco meses que lleva apartado del tema el asunto se haya estancado. "Desde que yo me fui de caso nadie ha tocado nada, nadie ha movido nada (...) Esto demuestra que no quieren que se investigue", aseguró el magistrado que ansía que alguien se haga cargo del caso porque "no se carga un banco por un error, tiene que haber muchas más cosas".

Según sus palabras el asunto no ha hecho más que empezar. Quedan todavía muchos mails por salir a la luz: "Falta todo. Solo hemos visto un tráiler de todo lo que hay".

NOTICIA PATROCINADA