POLÍTICA

Feijóo advierte de que "bien vale la pena mejorar" la ley y "concretarla" en aspectos como la malformación

27/12/2013 14:51 CET | Actualizado 27/12/2013 14:51 CET
GTRES

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha planteado este viernes su opinión sobre el proyecto estatal de ley del aborto y ha esgrimido que, aunque el Gobierno de Rajoy tiene "la misma legitimidad" que el socialista para reformar la norma, "bien vale la pena mejorar" la actual propuesta para llegar a posturas "mucho más próximas" con el fin de que sea aprobada con el máximo consenso.

"Es un asunto de enorme complejidad política, jurídica y moral. Sería bueno para todos tener una legislación apoyada mayoritariamente por las Cortes", ha sentenciado Feijóo, quien, preguntado sobre la eliminación del supuesto de malformación del feto, ha incidido en que la norma está en fase de anteproyecto por lo que todavía se puede debatir sobre su contenido.

"Quedan momentos, plazos y discusiones en relación a ese texto, que bien conviene concretar en lo que acaba de referir, en el supuesto de malformación. Bien vale la pena mejorar el texto y apuntar posibles acuerdos en su redacción. Me gustaría que tuviéramos una ley de mayor consenso y espero y deseo que entre todos sea posible", ha esgrimido el presidente gallego.

Ha recalcado que "teníamos una ley que la sociedad tenía asumida como una ley adecuada", en alusión a la de 1985, "y a partir de ahí mi opinión, como es natural, la daré en los canales del partido que es donde corresponde".

Consultado por si se trata a la mujer española como una menor de edad, ha rechazado que esto ocurra, ha vuelto a la ley de Felipe González y ha dicho que la misma no fue "un atentado contra el derecho de las mujeres" ni "de la sociedad en general".

MÁS VOCES CRÍTICAS EN EL PP

Las palabras de Feijóo llegan horas después de que el alcalde de Valladolid, el 'popular' Francisco Javier León de la Riva, de formación ginecólogo, considerase que "sería un error obligar a la madre a seguir embarazada hasta el final" en determinados casos de malformaciones.

El anteproyecto de la Ley del Aborto de Gallardón recoge sólo dos supuestos: violación y riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre. Es decir, elimina el supuesto de malformación. Además, para poder abortar, la mujer ha de acreditar estos riesgos con dos informes médicos de doctores ajenos a la clínica abortista.

"Hay partes que no me gustan y ayer se lo dije al ministro Gallardón", ha explicado León de la Riva en una entrevista concedida en la Cadena SER. "Hay que precisar el tema de las malformaciones.

También se mostró crítico con este anteproyecto de ley el número dos de las Nuevas Generaciones del PP y presidente de las NNGG de Galicia, Javier Dorado, quien aseguró en su cuenta de Twitter que "la mujer que lleva en su vientre a un feto es la mejor preparada para proteger al no nacido". "Mucho mejor que el Estado", añade.

Eso sí, Dorado pidió sosiego y responsabilidad en el debate parlamentario y criticó a quienes aseguran que, con la nueva ley, sólo los más adinerados podrán abortar viajando al extranjero, algo que tildó de "barbaridad":

Dos voces críticas que se unen a las del presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, quien afirmó que no le gustan ciertos aspectos de la ley; y de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que se mostró a favor de una ley de plazos.

Dicho esto, Cifuentes aseguró que la actual ley, que es de plazos, necesita modificarse, porque no está de acuerdo con que las menores de 16 años puedan abortar sin consentimiento de sus padres. También dijo que se trata de "un tema muy complicado" y que ella aceptaría la medida que se ha adoptado porque es la disciplina de su partido.

También la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, se opone a la ley que propone Gallardón porque "lo que no es razonable es que se elimine el aborto cuando haya riesgo de malformación del feto".

Sobre la reforma de la ley del aborto

Las polémicas de León de la Riva