El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha avanzado que viajará a España e Italia "para exigir a sus gobiernos" que se cumpla el contrato de las obras de ampliación del Canal de Panamá, después de que el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) haya anunciado su suspensión por los sobrecostes generados.

"Yo voy a ir a Italia y España a exigirle a estos gobiernos", ha dicho, en declaraciones realizadas a la prensa local, indicando que irá acompañado de varios ministros y funcionarios de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Martinelli ha considerado que "hay una responsabilidad moral del gobierno italiano y del español" porque las empresas que forman parte del GUPC son de estos países.

A este respecto, ha recordado que en su primer año de mandato, 2009, los entonces presidentes de España e Italia le aseguraron que contaba con su apoyo para llevar a cabo este proyecto de infraestructura.

"Tanto el presidente de España como el de Italia en aquellos momentos nos dijeron que esto contaba con la responsabilidad solidaria de ellos", ha revelado.

MEDIACIÓN DEL GOBIERNO ESPAÑOL

EL Gobierno español se ha implicado en la búsqueda de una solución entre el Ejecutivo panameño presidido por Ricardo Martinelli y el grupo empresarial liderado por la constructora española Sacyr que posibilite seguir con las obras de ampliación del Canal de Panamá.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy sigue con atención este asunto tras la decisión del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por Sacyr y la italiana Impregilo y que en julio de 2009 se adjudicó el contrato de obras de ampliación del Canal de Panamá, de suspender dichos trabajos por los sobrecostes generados.

En este sentido, tanto desde el Ministerio de Asuntos Exteriores como desde el de Fomento se está trabajando a través de contactos con sus respectivos homólogos en Panamá y con la empresa Sacyr para llegar a un acuerdo que ponga fin a este "desequilibrio comercial", han indicado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Asimismo, el embajador de España en Panamá, Jesús Silva, ha seguido el tema desde que este miércoles se anunciara la suspensión de las obras de ampliación del Canal de Panamá coordinando posturas para ayudar a conseguir una solución satisfactoria "para ambas partes", han recordado estas fuentes.