NOTICIAS

La dieta Dukan aumenta el riesgo de padecer problemas de riñón

07/01/2014 12:15 CET | Actualizado 07/01/2014 12:25 CET
Universidad de Granada

La célebre dieta Dunkan aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades renales a largo plazo, además de empeorar los marcadores urinarios y morfológicos del riñón, según refleja una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Granada.

Para el estudio se experimentó con con 20 ratas Wistar, que se dividieron en dos grupos de 10 unidades y que fueron sometidas durante 12 semanas (el equivalente a años en humanos) a una dieta hiperproteica sobre parámetros renales plasmáticos, urinarios y morfológicos.

El primer grupo de ratas consumió una dieta hiperproteica, centrada en un nivel de proteínas del 45% de los nutrientes ingeridos mediante la administración de suplementos de hidrolizados proteicos comerciales.

El otro grupo actuó como control y siguió una dieta normoproteica.

EFECTOS ADVERSOS

Los resultados reflejaron que las ratas que siguieron una dieta hiperproteica perdieron hasta un 10% de peso corporal, pero no mejoraron el perfil de lípidos en plasma. El citrato urinario de estas ratas fue un 88% inferior, el pH urinario, un 15% más ácido, el peso del riñón aumentó un 22%, y el área glomerular se incrementó en un 13%, mientras que el área mesangial aumentó un 32%.

Una vez extraídos estos resultados, la autora principal del estudio, la doctora Virginia Aparicio García-Molina, ve necesario “realizar un control exhaustivo” de las personas que se someten a una dieta hiperproteica —como la dieta Dukan—, “ya que los efectos adversos que este tipo de dietas pueden tener sobre su salud a largo plazo son importantes”.

Aparicio advierte que los efectos negativos que las dietas hiperproteicas tienen sobre el riñón dependen también de la presencia de otros nutrientes en la dieta. “El consumo elevado de frutas y verduras hace que el riesgo de que se formen cálculos renales sea menor, algo que probablemente se deba al alto contenido de potasio y magnesio de éstas, que compensan la acidez de la dieta alta en proteínas”, concluye Aparicio.

NOTICIA PATROCINADA