POLÍTICA

El juez Castro imputa a la infanta Cristina y la cita el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

07/01/2014 09:42 CET | Actualizado 25/03/2014 19:00 CET
PANDELET

La infanta Cristina de Borbón ha vuelto a ser imputada. El juez José Castro ha dictado un auto de 227 páginas en el que justifica la citación de la infanta, en calidad de imputada, por delitos fiscales y de blanqueo de dinero.

La hija de los reyes deberá declarar el día 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una jornada de conmemoración de la "lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo", como recuerda la ONU en su página web.

Se trata de la segunda vez que la infanta es imputada por participar en los negocios de su marido, Iñaki Urdangarin, en el centro del conocido como 'caso Noós'.

En la primera ocasión fue citada por por apropiación indebida de fondos públicos, pero después su imputación fue anulada por la Audiencia de Palma.

LA CASA REAL EXPRESA "RESPETO" A LA IMPUTACIÓN

La Casa del Rey ha expresado hoy su "respeto a las decisiones judiciales", tras conocer la decisión del juez, pero ha eludido comentar los fundamentos.

Por su parte, la defensa de la infanta Cristina ha anunciado que recurrirá ante la Audiencia de Palma la decisión.,

En declaraciones a los medios de comunicación, Miquel Roca, abogado de la infanta, ha señalado que discrepa de la decisión del juez Castro por lo que presentará un recurso de apelación ante la Audiencia de Palma para evitar que tenga que acudir a declarar.

¿POR QUÉ CONSTITUYÓ AIZOON?

En esta ocasión, el juez Castro quiere saber por qué la infanta constituyó con su marido la empresa Aizoon cuando éste podría haberlo hecho sin su ayuda.

Según el auto, Urdangarin difícilmente pudo haber defraudado a Hacienda "sin, cuando menos, el conocimiento y aquiescencia" de su mujer. Lo asegura por mucho que de cara a terceros ésta mantuviera "una actitud propia de quien mira para otro lado".

Castro se pregunta por qué la Infanta no utilizó su "paritario potencial participativo" en la sociedad Aizoon, de la que es copropietaria junto a su esposo y a través de la cual se habría defraudado al fisco, para rectificar las liquidaciones supuestamente defraudatorias de esta empresa.

Según el tribunal, tanto Urdangarin como su mujer se habrían beneficiado, como socios al 50% de la mercantil Aizoon, de los ingresos procedentes del Instituto Nóos (que a su vez percibió cantidades de dinero público) así como de los fondos supuestamente defraudados a Hacienda a través de la empresa de la que ambos son cotitulares.

El tribunal recalcaba así que el dinero que, de forma presuntamente irregular percibió Aizoon desde Nóos, no se quedó en la cuenta de la primera entidad, sino que se destinó a gastos particulares del matrimonio, como la reforma de su vivienda familiar, el palacete de Pedralbes, con su posible "conocimiento del origen ilícito y delictivo" de estos fondos.

La de la imputación trata de una decisión que viene avalada únicamente por la acusación popular, ejercida por Manos Limpias y que cuenta con la oposición de la Fiscalía como la Abogacía del Estado, que consideran que los indicios que pesan sobre la hija del Rey son meras conjeturas y sospechas sin fundamento penal.

MANOS LIMPIAS: LA IMPUTACIÓN "NO DEBE SORPRENDER"

La organización Manos Limpias ha afirmado este martes que la decisión del juez "no debe sorprender" porque "debe ser tratada como a cualquier otro español".

Manos Limpias había solicitado la imputación por considerar que la Duquesa de Palma conocía "perfectamente" las posibles ilegalidades que se cometieron a través del Instituto Nóos con los fondos que éste percibió de los gobiernos valenciano y balear, pese a lo cual, en lugar de "tomar precauciones, siguió disfrutando" del dinero que, desde Nóos, acabó canalizándose a las cuentas de Aizoon, la sociedad que comparte con Iñaki Urdangarin.

A continuación puedes ver el auto en dos partes, así como reacciones e imágenes relacionadas:

imputacion1 by ElHuffPost

imputacion2 by ElHuffPost

NOTICIA PATROCINADA