POLÍTICA

Reforma de la Ley del Aborto: Los barones del PP logran que Rajoy se comprometa al consenso

08/01/2014 21:56 CET | Actualizado 08/01/2014 21:57 CET
EFE

Las mujeres paren y los barones del PP deciden. O al menos presionan para que el anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto no sea tan restrictiva como la que salió del Consejo de Ministros el pasado 20 de diciembre.

Desde que fue aprobado, el anteproyecto de ley impulsado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha generado un aluvión de críticas entre los partidos de la oposición pero también entre algunos miembros importantes de las filas conservadoras.

El momento más amargo se vivió este martes cuando Alberto Fabra, president de la Generalitat Valenciana, contestaba al presidente de Extremadura, el también 'popular', José Antonio Monago, que en su discurso de final de año defendió que "nadie puede obligar a nadie a ser madre". Fabra retó a Monago a repetir estas mismas palabras ante Rajoy este miércoles, durante el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

Y Monago lo ha hecho. Pero no ha sido el único. Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia, y Juan Vicente Herrera, presidente de Castilla y León, también han pedido buscar más consenso en la aprobación de la reforma.

Tras oír a sus barones, Rajoy ha pedido a Gallardón que les escuche para mejorar el texto inicial.

Esto es lo que han dicho cada uno de los barones que han intervenido:

JOSÉ ANTONIO MONAGO (EXTREMADURA)

El presidente extremeño, quizás el más crítico dentro del PP con esta reforma, ha sido el primero en tomar la palabra para referirse al aborto defendiendo que ha de buscarse consenso para desarrollar esta ley ya que, a su juicio, debe crearse una norma que sirva para las próximas dos décadas.

Según Monago, los políticos han de hacer política para las personas como éstas son, y no como debieran de ser.

Esa ha sido la contestación de Monago tras ser "invitado", según sus palabras, por Fabra a pronunciarse sobre el aborto. El presidente valenciano, sin embargo, ha declinado tomar la palabra.

monago

PEDRO SANZ (LA RIOJA)

Después ha sido Pedro Sanz, presidente riojano, quien ha tomado la palabra para pedir que el Comité Ejecutivo no se convirtiera en un debate sobre el aborto.

Para Sanz, esto es algo que sólo le interesa al PSOE y los conservadores deben centrarse en la economía.

ALBERTO NUÑEZ FEIJÓO (GALICIA)

Otra de las voces críticas con la reforma que propone Gallardón es la de Feijóo, el presidente de Galicia, quien también ha pedido que el Comité no fuera un monográfico sobre el aborto.

Aún así, Feijóo ha dejado claro que para él, la ley debe consensuarse y ser mejorada en las Cámaras, y que "la ley de 1985 se acerca mucho más a los españoles que la de 2010".

feijoo

JUAN VICENTE HERRERA (CASTILLA Y LEÓN)

El tercer barón crítico con la reforma del aborto que este martes instó al Ejecutivo de Rajoy a esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que el PP presentó contra la reforma del año 2010 aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Durante su intervención en el Comité, Herrera se ha sumado al tren del consenso que ha liderado Monago y ha pedido buscar acuerdos en un debate que considera de carácter social.

herrera

JOSÉ RAMÓN BAUZÁ (BALEARES)

El presidente balear no ha hablado en el Comité sobre el aborto pero sí lo ha hecho en la puerta de la sede del PP ante los periodistas. Con los micrófonos delante, ha asegurado que los dirigentes conservadores se han comprometido a hacer sus aportaciones al borrador del anteproyecto para "mejorar al máximo el texto".

"Tenemos tiempo por delante, tenemos la convicción y el compromiso de mejorarlo y estoy convencido de que cuando sea aprobado el contenido del texto será mucho mejor", ha agregado.

CELIA VILLALOBOS

La vicepresidenta primera del Congreso siempre ha sido un 'verso suelto' dentro de su partido respecto al aborto. En mayo, por ejemplo, fue multada por negarse a participar en la votación de una moción socialista que pedía paralizar la reforma del aborto de Gallardón. Pero ya en 2009 y en 2005 rompió la disciplina de partido tanto con el aborto como con el matrimonio homosexual.

En el Comité de este miércoles, Villalobos ha solicitado la libertad de voto para los diputados del PP, sin querer entrar tanto en la oportunidad de esta ley, como en el fondo de la reforma.

La respuesta ha tenido que esperarla hasta la rueda de prensa posterior, cuando María Dolores de Cospedal, secretaria general del partido, a preguntas de los periodistas ha rechazado esta opción porque "hoy por hoy" no es algo que se vaya a tratar.

villalobos

GALLARDÓN

Con este panorama, Gallardón, que en dos entrevistas aseguró que el texto que salió del Consejo de Ministros quedaría incólume pese a pasar por las Cortes, ha tenido que defender su reforma.

El ministro de Justicia se ha apoyado en los resultados electorales para asegurar que el Ejecutivo cuenta con la legitimidad de las urnas para llevar a cabo esta reforma. También ha asegurado que no tendría sentido que el PP no cumpliera con lo que dice el recurso que presentaron contra la ley del 2010 en el Tribunal Constitucional.

gallardón

RAJOY

El presidente del Gobierno ha querido apagar los distintos fuegos que han surgido en las entrañas de su partido instando a Gallardón a escuchar a los barones y a éstos a no debatir en público sobre la reforma.

Rajoy considera que el texto del anteproyecto es "equilibrado" y que la derogación de la actual ley de plazos era un compromiso electoral.

mariano rajoy