POLÍTICA

Tres diputados del PSC contemplan romper la disciplina de voto

15/01/2014 22:27 CET | Actualizado 15/01/2014 22:27 CET
EFE

Los diputados autonómicos del PSC Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura contemplan la posibilidad de romper este jueves la disciplina de voto en el Parlament y apoyar la solicitud del traspaso de competencias para convocar referendos, a la que su partido se opone, según fuentes socialistas.

La propuesta de pedir el traspaso a la Generalitat de estas competencias a través del artículo 150.2 de la Constitución ha agudizado el debate en el seno del PSC, que se ha visualizado especialmente con la marcha del Parlament del alcalde de Lleida, Àngel Ros. El primer secretario de la formación, Pere Navarro, aseguraba hace unos días que está dispuesto a expulsar del grupo a quienes rompan esta vez la disciplina de voto.

Los tres diputados del PSC, junto a otros dos diputados también adscritos a las corrientes críticas de Avancem y Agrupament Socialista, el propio Ros y Rocío Martínez-Sampere, se han reunido este miércoles en un restaurante de Barcelona. Al encuentro ha asistido también el diputado por Tarragona Xavier Sabaté, que no está adscrito a ninguna corriente y que ha anunciado que respetará la disciplina de voto, aunque está a favor de la convocatoria de un referéndum sobre el futuro de Cataluña y cree que el PSC debería abstenerse.

"Las decisiones que podamos tomar no son para romper nada, todo lo contrario. Son para expresar la pluralidad de un país", ha argumentado la exconsellera Marina Geli, miembro de Agrupament Socialista, que no ha querido revelar el sentido de su voto.

Por su parte, el exalcalde de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Joan Ignasi Elena, que tampoco ha querido desvelar su voto, ha explicado que ha ponderado varios elementos para tomar una decisión, como son el programa electoral, el compromiso con los ciudadanos o las directrices del partido.

"En este proceso hay que ser coherente y consecuente con lo que uno defiende", ha dicho el dirigente de Avancem. "Todas las decisiones tomadas con honestidad son respetables, las unas y las otras. No hay buenas ni malas, ha destacado. Elena ha asegurado que no entendería que hubiese "represalias" por parte de la dirección del PSC ante la ruptura de la disciplina de voto: "No entiendo la política desde el punto de vista de las represalias".

Martínez-Sampere, que ha abandonado el local sin hacer declaraciones, es quien más dudas parece tener ante la votación de este jueves, ya que en su horizonte está el presentarse a las elecciones primarias del PSC a la alcaldía de Barcelona.

Fuentes del partido han explicado que la posición del PSC es inequívoca y que, aunque la dirección no tiene problemas en dialogar con sus diputados, no se contempla ningún tipo de negociación, ya que la decisión fue adoptada por el Consejo Nacional extraordinario del pasado 17 de noviembre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...