POLÍTICA

Rajoy, "dispuesto a hablar" sobre el aborto pero sin querer "adelantar posiciones"

20/01/2014 21:50 CET | Actualizado 21/01/2014 00:42 CET

Más vídeos en Antena3

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que se muestra dispuesto a "hablar" en busca de "consenso" en torno al polémico anteproyecto de ley sobre el aborto de Gallardón, aunque dentro de "los límites del Tribunal Constitucional" y sin querer "adelantar posiciones".

En una entrevista en Antena 3, Rajoy ha evitado responder si está a favor de volver a la anterior ley de supuestos de 1985 que incluye el de malformación.

"Estoy dispuesto a hablar, pero no a adelantar acontecimientos", ha asegurado, añadiendo que le "sirve" una ley que "tenga el mayor consenso posible" y "dentro de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional".

Además de la controvertida reforma del aborto, el presidente del Gobierno también ha subrayado durante el espacio televisivo que no se va a producir la independencia de Cataluña, que aprobará este año una bajada del IRPF, que no tiene intención de cesar a algún ministro y que no le ha gustado la derogación de la doctrina Parot, entre otras cuestiones.

[LEE EL BLOG DE MONTSERRAT DOMÍNGUEZ: RAJOY EN ESTADO PURO]

"NO HABRÁ INDEPENDENCIA DE NINGÚN TERRITORIO ESPAÑOL"

Cataluña ha centrado buena parte de la entrevista -la primera que ha dado Rajoy como presidente del Gobierno en un canal privado-. El jefe del Ejecutivo ha asegurado que tiene un plan para frentar la consulta soberanista planteada para el próximo mes de noviembre por Artur Mas y ha querido dejar claro que no se va a producir la independencia de esta comunidad.

Rajoy ha recordado su planteamiento de que va a hacer cumplir la Constitución y las leyes vigentes, pero no ha querido adelantar si el Gobierno contempla escenarios que pudieran llevar a la suspensión de la autonomía o quitar competencias en el caso de que siga adelante con su plan Mas.

“No habrá independencia de ningún territorio español”, ha hecho hincapié el presidente del Gobierno, que además ha dicho que no va a llamar a Mas porque no puede entrar en una “discusión” sobre algo que no pueden decidir ni él ni el presidente de la Generalitat, ya que corresponde a la “soberanía” del pueblo español.

DEFIENDE A LOS JUECES EN LA APLICACIÓN DE LA PAROT

De Cataluña al País Vasco. El presidente ha asegurado que va a seguir manteniendo la misma posición en materia antiterrorista, frente a las críticas tanto del Gobierno vasco como de los sectores más duros de su partido.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que no le ha gustado la derogación de la doctrina Parot, pero que debe acatar las decisiones judiciales. Lo que han hecho los jueces españoles, ha proseguido Rajoy, ha sido “ejecutar la decisión” del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En este sentido, ha precisado que no le parecen justas las críticas a los magistrados, que “han cumplido con su obligación”, seguro que “con pocas ganas”.

De “lamentable y repugnante” ha tildado la fotografía del acto de excarcelados de ETA en Durango. “No me ha gustado nada como a cualquier persona normal”, ha apostillado.

Además, ha expresado su deseo (“ojalá no”) de que ETA no vuelva a cometer ningún atentado terrorista. En este punto, ha afiramdo que no se puede ceder ante el chantaje de una banda terrorista. Rajoy ha reconocido acto seguido que ha pedido un informe a los servicios jurídicos para ver si es posible modificar la ley para evitar que personas vinculadas a la banda puedan presentarse a las próximas elecciones municipales.

“LO PEOR YA HA PASADO”

En el terreno económico, el presidente ha vuelto a vender su discurso de que “lo peor ya ha pasado”. Aunque ha evitado comprometerse a que habrá menos paro que cuando llegó a La Moncloa, ha resaltado que ha habido un cambio en la tendencia desde el mes de diciembre y que “pronto” los españoles podrán comprobar que los esfuerzo “tenían sentido, valían la pena y producirán resultados”.

Como ya venía anunciando desde el inicio del curso político, el líder del PP ha insistido en que este año aprobará una rebaja del IRPF, que no será aplicable hasta 2015 (año de las elecciones generales).

En materia tributaria, ha concretado que quiere aprobar la reforma impositiva en este primer trimestre para llevarla a las Cortes en marzo o abril. Asimismo, ha recalcado que no tiene previsto acordar más recortes en gasto que los contemplados en los presupuestos de este año.

A LA INFANTA "LE IRÁ BIEN"

Lo que sí parece tener claro Rajoy es el futuro de la infanta Cristina. El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de su inocencia, por lo que "le irá bien".

Rajoy ha expresado su respeto por las decisiones judiciales -la infanta está citada a declarar el próximo 8 de febrero como imputada-, pero ha subrayado, como dijo el rey en su momento, que todos deben ser iguales ante la ley.

Por lo tanto, ha agregado, la "infanta tiene derecho a la presunción de inocencia". A la pregunta de si la hija pequeña del rey debería renunciar a sus derechos de sucesión para calmar la situación, Rajoy ha contestado tajantemente que no.

“RESPETA” LA DECISIÓN DEL ALCALDE DE BURGOS

De puntillas ha pasado por el gran tema social de España: los disturbios en el barrio de Gamonal en Burgos. El presidente ha aseverado que el “comportamiento de la sociedad española” ha sido “ejemplar” durante los dos años que lleva en el Gobierno. “La inmensa mayoría cumplieron como ciudadanos y se comportaron”, lo que obliga “a mucho” al Gobierno en el “futuro próximo”.

Sobre la medida del alcalde de Burgos de paralizar las obras ante la presión popular, ha contestado que el regidor “habrá analizado la opinión” y, por eso, ha dado un giro en su decisión. “Yo la respeto”, ha sostenido.

HA ROTO CON BÁRCENAS

¿Ha roto con él (Luis Bárcenas)?, le ha preguntado la periodista Gloria Lomana, a lo que ha respondido Rajoy: “Sí”.

El 'caso Bárcenas' no ha sido el gran protagonista, pero el presidente ha reconocido que no ha vuelto a escribirse con el extesorero mensajes como aquel de “Luis, sé fuerte”. El líder de los populares también ha evitado pedir perdón, como le ha sugerido la entrevistadora, y ha vuelto a insistir en que fue un “error” confiar en él.

ENAMORADO DE SU GOBIERNO

Nada de cambios en el Consejo de Ministros. El presidente ha manifestado su confianza en sus subordinados y ha confiado en poder acabar la legislatura con todos aquellos a los que nombró al frente de los departamentos ministeriales.

"A los ministros con coraje, a los ministros valientes, y a los ministros que toman decisiones, como en el caso del de Educación y de Alberto Ruiz-Gallardón, los voy a apoyar siempre, porque creo que es lo que debo hacer, creo que es mi obligación", ha sentenciado ante las críticas a sus colaboradores.

SÍ, SÍ, HA LEÍDO LOS LIBROS DE AZNAR Y ZAPATERO

A pesar de las dolorosas críticas que le suelta de vez en cuando el expresidente José María Aznar, Rajoy ha dicho que mantiene una "buena relación", aunque se ven poco. "Está en sus cosas", ha añadido.

No obstante, el presidente del Gobierno se ha leído el nuevo tomo de las memorias de Aznar "con mucha atención", al igual que el libro de José Luis Rodríguez Zapatero, titulado El dilema.

"Lógicamente estoy más próximo del señor Aznar porque he compartido muchas cosas, me ha nombrado cinco veces ministro y una vicepresidente del Gobierno; y con el señor Rodríguez Zapatero lo que he sido es adversario leal". Eso sí, para los curiosos, ha advertido de que no toma notas y que por ahora no se ha planteado escribir sus memorias.

¿No dirá nunca lo que piensa?

La entrevista a Rajoy, en Twitter

La entrevista a Rajoy en A3 en 17 frases

Rajoy en Antena 3