NOTICIAS

Open de Australia: Nadal pasa a semifinales tras sufrir contra Dimitrov

22/01/2014 11:20 CET | Actualizado 22/01/2014 11:20 CET

Rafa Nadal ha sufrido de lo lindo para pasar a semifinales del Open de Australia ante el búlgaro Grigor Dimitrov en cuatro sets (3-6, 7-6, 7-6 y 6-2) en casi cuatro horas de partido.

Pese a sus heridas en la mano izquierda, Nadal logró superar un duro escollo, que le puso trabas durante todo el partido y le sorprendió en el primer set imponiéndose por 3-6.

Con el marcador en contra, Nadal no llegó a elevar el nivel de su tenis, pero el choque se equilibró por el pequeño bajón del búlgaro. Este cedió su saque, pero lo recuperó al instante tras un pésimo juego del manacorí, que acumuló tres dobles faltas. El español no acusó el golpe, pero, pese a seguir fallando en exceso con su 'drive' y acabar de controlar en los intercambios al de Haskovo, aseguró su servicio y llevo el set a una "muerte súbita", en la que mostró más aplomo.

El tercer parcial fue clave y repitió el guión. Nadal no salía de su irregularidad, pero volvía a ponerse por delante con una rotura en el quinto juego, nuevamente desaprovechada con otra inoportuna doble falta en el octavo. Dimitrov mantenía un buen nivel y jugaba con solidez los juegos decisivos, cuando vinieron fallos vitales y con todo a su favor en un momento en el que el tenis era de gran calidad por los dos lados.

NADAL APROVECHA LOS FALLOS

Primero, con 5-6 arriba tuvo una bola de set tras un fallo del español, pero la desperdició. Después, en el tie-break, remontó y, con bola de set (5/6), envió fuera un drive con todo a su favor. El vigesimosegundo favorito tuvo una bola de set más, al resto, pero el balear también la salvó y acabó por llevarse el parcial.

Fue el principio del fin de Dimitrov, ya menos fresco en sus piernas. El español se asentó definitivamente y no dudó en irse a por las semifinales. Volvió a coger ventaja pronto en el marcador, pero en esta ocasión no la desperdició para cerrar el partido.

Nadal espera ahora al ganador del Andy Murray-Roger Federer tras la noticia del día en el Abierto de Australia: la eliminación del número dos, Novak Djokovic, contra el suizo Wawrinka.