POLÍTICA

La policía decidirá si hay "paseílllo" de la infanta Cristina

22/01/2014 16:11 CET | Actualizado 22/01/2014 16:11 CET
GETTY

El juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha decidido que los medios de comunicación podrán seguir junto a la puerta de acceso a los juzgados la llegada a declarar como imputada de la infanta Cristina el 8 de febrero aunque dependerá de la policía decidir si finalmente llega a pie o en coche.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), la infanta entrará al edificio judicial por la puerta del juzgado de guardia, situada en la parte de atrás, pero aún no se ha determinado si llegará directamente en coche o tendrá que descender a pie la rampa desde la calle, como hizo su esposo.

No se permitirá el acceso a los medios de comunicación al interior de los juzgados de Vía Alemania de Palma, que están cerrados al público por ser sábado, pero sí a dicho aparcamiento del patio exterior, donde se habilitará un espacio para los informadores, junto a la puerta de entrada al edificio.

Dadas las limitaciones de espacio, el día que la infanta Cristina declare como imputada por el caso Nóos, el TSJIB acreditará a un redactor y un informador gráfico por medio de comunicación y se ha establecido el mismo criterio de acceso para la prensa que el fijado cuando declaró Urdangarin en febrero de 2012 y 2013.

Estas medidas las ha establecido el juez decano de Palma tras celebrar hoy una primera reunión en sede policial con responsables del Cuerpo Nacional de Policía para abordar la organización de la seguridad de cara a la declaración de la hija de Rey, en la que no se ha definido la forma en que ésta accederá al edificio.

Las decisiones adoptadas por el juez decano cumplen los criterios generales de acceso a la sede judicial adoptados en junta de jueces.

"CONDICIONES DE NORMALIDAD"

Martínez Espinosa solicitará "de forma inmediata" a la Jefatura Superior de Policía Nacional de Baleares la adopción de "los dispositivos de seguridad necesarios para que la declaración del día 8 de febrero se desarrolle en condiciones de normalidad", ha señalado el TSJIB en un comunicado.

Dicho dispositivo "mantendrá las pautas generales de acceso al edificio o permitirá medidas excepcionales en función de dichas necesidades o exigencias de seguridad que pudieran plantearse", añade la nota.

Entre las cuestiones que se deberán abordar antes de que se produzca la declaración de doña Cristina figuran definir la forma en que la infanta accederá a los Juzgados de Vía Alemania, así como el número de policías que serán necesarios en el operativo de seguridad y dónde se situarán.

También se establecerá cómo funcionarán ese día los juzgados de guardia de la capital balear.