POLÍTICA

Rafa Zouhier saldrá libre el 16 de marzo tras diez años en prisión por el 11-M

22/01/2014 17:57 CET | Actualizado 22/01/2014 17:57 CET

Rafa Zouhier saldrá de la cárcel el 16 de marzo diez años después de ingresar en ella condenado por su colaboración en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Detenido el 19 de marzo, Zouhier, de nacionalidad marroquí, fue condenado a diez años de prisión en el juicio celebrado en 2007 por un delito de colaboración con la célula islamista que perpetró los atentados.

La sentencia dio por probado que Zouhier actuó como intermediario entre el exminero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, que suministró los explosivos, y Jamal Ahmidan, líder de la célula que perpetró los atentados, pero le absolvió de cooperación necesaria en los atentados porque en su labor "era sustituible por otro" y porque el exminero no era la única alternativa de los terroristas.

Sin embargo, Zouhier podría ser expulsado de España de acuerdo al artículo 57 de la Ley de Extranjería que dice lo siguiente:

"Constituirá causa de expulsión, previa tramitación del correspondiente expediente, que el extranjero haya sido condenado, dentro o fuera de España, por una conducta dolosa que constituya en nuestro país delito sancionado con pena privativa de libertad superior a un año, salvo que los antecedentes penales hubieran sido cancelados".

De hecho, la Brigada de Extranjería y Documentación de la Policía Nacional en Cádiz, donde Zouhier cumple condena, ha emitido una resolución pidiendo que, en caso de considerarlo oportuno y procedente, se inicien los trámites para su expulsión.

Durante el juicio del 11-M, celebrado entre el 15 de febrero y el 2 de julio de 2007, Zouhier se declaró "superinocente" y fue expulsado varias veces de la Sala de la Audiencia Nacional por el juez Gómez Bermúdez, una de ellas por darle un codazo a otro de los acusados. La sentencia, leída el 31 de octubre de ese mismo año, descartó la implicación de ETA en los atentados.