NOTICIAS

A la caza del militante

14/02/2014 21:52 CET | Actualizado 14/02/2014 21:52 CET
GTRES

Ellos llenan los mítines, colaboran en sus agrupaciones, defienden en la calle las propuestas (aunque se tengan que tapar a la vez la nariz) que lanzan las direcciones de los partidos y pagan religiosamente todos los meses su cuota. Son los militantes, las ‘bases’ como les llaman desde arriba y de ellos depende también el futuro de las formaciones.

Tras un año sin urnas, en 2014 arranca el calendario electoral, que tiene como primera gran cita las europeas en mayo y que continuará con las municipales y autonómicas en primavera de 2015 y con las generales previsiblemente en noviembre de ese año. Y, por medio, los procesos de primarias en el PSOE. Toca preparar eslóganes y cazar ‘soldados’ para la batalla.

¿Cómo está la situación de la militancia en España? ¿Ha perdido fuerza con la crisis? ¿Qué partidos han ganado simpatizantes y cuáles han perdido durante estos dramáticos años en España? ¿Ha afectado la desafección hacia los políticos en los censos internos? Los partidos nos revelan sus datos.

PP: MÁS DE 110.000 AFILIADOS DESDE 2008

La crisis ha recortado ayudas, servicios, derechos… pero el PP sólo ha visto cómo engordaba su lista de afiliados. En la actualidad, aseguran fuentes de los populares a El Huffington Post, en la calle Génova hay registrados unos 865.000 afiliados. Este dato incluye tanto a los militantes que pagan su cuota como a los simpatizantes, que no tienen la obligación de abonar cantidad alguna. El partido no ofrece el porcentaje de cada grupo.

Los populares presumen de este altísimo respaldo ciudadano a su organización. La secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha llegado a vender durante un viaje a China que el PP es el partido con más afiliados de toda Europa. Ahí queda.

A Mariano Rajoy no le ha ido mal, en cuestión de militancia, en estos “tiempos recios”, como diría su ministro Jorge Fernández Díaz. En el congreso de Valencia de 2008 -en el que consiguió mantener el liderazgo pese a haber perdido ante José Luis Rodríguez Zapatero y haber sido presionado por una parte del partido y de la derecha mediática para abandonar- los populares contabilizaron en 751.000 sus afiliados.

Entonces, la dirección del partido se puso a trabajar duramente para aumentar la cifra. Ana Mato, entonces vicesecretaria de Organización y Electoral, fue la encargada de pilotar la operación. Según recuerdan fuentes populares, la última gran campaña para conseguir más afiliados fue en 2008, bajo el lema ‘Súmate a la solución’. El resultado: en los últimos cinco años han sumado más de 110.000 afiliados.

¿Y cuánto pagan? Al contrario que en la orientación del voto, aquí el partido da libertad. Génova no ha fijado una cantidad, sino que cada uno puede aportar lo que considere. Es cuestión del bolsillo y del amor al partido.

LA OTRA CARA: EL PSOE HA PERDIDO MÁS DE 20.000 MILITANTES

Los militantes “son la médula” del partido y el “capital más importante”. Fuentes del PSOE ilustran así su visión de los afiliados. A pesar de ello, en Ferraz se ha producido un importante descenso desde el inicio de la crisis, ya que han perdido más de 20.000 militantes en estos años.

Actualmente, los socialistas cuentan con unos 210.000 militantes. En este punto, precisan que, a diferencia de lo que hacen los populares, en esta cifra solo incluye a aquellos que pagan la cuota y están en el censo.

La cuota establecida por el Comité Federal, órgano competente, es de 5 euros al mes. El cobro se realiza mediante dos recibos semestrales de 30 euros al año.

En noviembre de 2012, el PSOE lanzó ‘Hacer PSOE 2015’, una campaña que incluía un plan de fortalecimiento y afiliación. Una de las acciones que se propusieron los socialistas fue la recuperación de compañeros que habían causado baja por razones económicas. La solución fue poner en marcha una cuota reducida de dos euros al mes para parados, trabajadores y pensionistas cuyos ingresos fueran inferiores al salario mínimo interprofesional.

Y fueron más allá con la cuota “súper reducida” -un euro al mes- para quienes llevan más de un año en desempleo o quienes no perciben o han agotado la prestación por desempleo.

Los socialistas son conscientes de la desafección de los ciudadanos hacia la política. Por ello, en su última Conferencia Política diseñaron nuevas fórmulas para reconducir la “relación que muchas personas estarían dispuestas a mantener” con ellos.

Así, han establecido tres fórmulas: militantes (con plenitud de derechos y cuya actividad se vincula a una agrupación), afiliado directo (para atraer a las personas progresistas que se sienten cercanas al partido pero no quieren participar en los ámbitos locales) y simpatizantes (que no pagan cuota, pero que deberán comprometerse con los valores del partido para participar, por ejemplo, en las primarias).

Las primarias van a ser precisamente un gran reto para el PSOE, y también una oportunidad, para intentar que los ciudadanos vuelvan a vincularse formalmente con el partido, que está en plena evolución de su estructura “clásica” de participación.

IU: LA AMBICIÓN DE AUMENTAR SUS 35.000 MILITANTES

Este mismo mes Izquierda Unida ha lanzado la campaña ‘Es la hora’, con la que pretende cristalizar el aumento en el respaldo político de la ciudadanía que recogen las encuestas en un crecimiento de la propia organización.

Según explican fuentes de la federación de izquierdas, actualmente IU cuenta con unos 35.000 militantes -aquellos que están al corriente del pago-. No obstante, hay un “colchón” de entre 10.000 y 12.000 personas vinculadas a Izquierda Unida, pero que no se contabilizan porque han dejado de abonar esta cantidad.

Recuerdan que hay personas en situación de ‘stand by’, es decir, que están varios meses sin abonar su cuota -por lo que salen fuera del censo- y posteriormente las pagan.

El censo actual se elaboró a finales de 2011-principios de 2012, con motivo de la Asamblea en la que Cayo Lara renovó su liderazgo. En el anterior listado había entre 60.000 y 65.000, pero eso no significa que se haya dado un batacazo. La explicación, prosiguen las fuentes, se debe a que se hizo una limpieza y se borraron todos aquellos que debían haber sido eliminados muchos años atrás porque, entre otras razones, habían muerto, había dejado el partido o no pagaban desde hacía mucho tiempo.

Aunque no ofrecen la cifra concreta, en Izquierda Unida aseguran que se ha “notado un aumento” en el número de militantes desde 2011, cuando se actualizó el censo. Las federaciones que más han notado estos incrementos han sido las de Castilla y León, Andalucía y la Comunidad Valenciana, agregan.

El ingreso se hace vía bancaria y de manera individualizada. Las federaciones establecen la cantidad, que suele rondar “a nivel general” entre los tres y cuatro euros al mes. La situación de crisis ha provocado que la federación haya establecido cuotas también “súper reducidas”; de manera casi simbólica se paga un euro al mes en casos como los de los desempleados.

UPYD: CAEN LOS MILITANTES DESDE 2012

A nivel interno, en UPyD recuerdan con mucho entusiasmo septiembre de 2011. En esa fecha, a dos meses escasos para las elecciones generales, alcanzó su máximo número de afiliados: 6.634.

La afiliación había ido creciendo desde su fundación en el año 2007 hasta casi 2012, momento en el se ha producido un retroceso, que el partido atribuye “a la negativa situación política y económica en el conjunto del país”, según fuentes ‘magentas’. En 2012 contabilizó 6.068 militantes y en septiembre de 2013, último dato disponible, tenía 6.165.

Desde el partido explican que además contemplan la figura del simpatizante, condición que asigna a otras 1.878 personas.

¿Cómo es el perfil del militante de UPyD? Un hombre de entre 36 y 45 años. Hasta el 74,5% de los afiliados son hombres, subraya la formación, que tiene hasta un militante de 92 años.

Las cuotas de los afiliados aportan a las arcas del partido hasta 2,4 millones de euros. No obstante, la mayoría de los ingresos (8 millones de euros) tienen su origen en las subvenciones públicas.

La cuota ordinaria es de 20 euros al mes, aunque disponen también de una “reducida” que se aplica en los casos de personas con ingresos limitados o que tienen dificultades económicas “contrastadas”.

Pero sus militantes tienen que ser puntuales porque en UPyD se procede a la baja automática de afiliación por impago de 6 cuotas. ¡Cuidado con no cumplir con Rosa Díez!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

IU vintage

La Conferencia Política del PSOE

El despacho de Rajoy

OFRECIDO POR NISSAN