POLÍTICA

Ruz cita a Juan Roig, presidente de Mercadona, para acreditar si el PP defraudó a Hacienda en 2008

24/01/2014 16:14 CET | Actualizado 24/01/2014 18:25 CET
EFE

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha acordado una serie de diligencias de investigación, entre la que se encuentra la declaración como testigo del presidente de Mercadona, Juan Roig, con el objetivo de acreditar si el Partido Popular (PP) cometió un delito de fraude fiscal en 2008.

El magistrado, que investiga la supuesta caja B del PP en una pieza separada del 'caso Gürtel', ha citado para el próximo 5 de febrero a Roig y otros tres supuestos donantes del PP que aparecían en la contabilidad opaca elaborada por el extesorero Luis Bárcenas.

TE PUEDE INTERESAR:

En los papeles que reflejan la supuesta contabilidad B del PP, aparece una entrada del 26 de mayo de 2008 de 200.000 euros con el concepto entrega de La Rioja, presumiblemente para la compra de la nueva sede, y dos anotaciones a nombre de "Mercadona", una en 2004 por 90.000 euros y otra en 2008 por 150.000 euros.

Los otros tres testigos a los que cita el juez, además de a Roig, son Pilar Pulido (directiva de ADS Brokers y vinculada a una supuesta entrega al PP de 36.000 euros el 20 de febrero de 2008), a Luis Gálvez (de la empresa Ploder-Uiecesa y vinculado a una supuesta entrega el 22 de febrero de 2008 por 50.000 euros) y otra persona identificada como Adolfo S. (vinculado a una presunta entrega el 30 de junio de 2008 por 10.000 euros).

En lo que se refiere a la compra de sede del PP de La Rioja, Ruz ha llamado a declarar a los citados responsables regionales del partido en 2008 tras recibir un informe de la IGAE (Intervención General de la Administración del Estado).

En ese informe, dice el juez, "deben ponerse en relación, ante la indiciaria congruencia observada" la citada entrada reflejada en los papeles con lo declarado por Bárcenas el pasado 17 de julio, cuando explicó que tal anotación era "un donativo o aportación recibida de La Rioja en la contabilidad de la sede Nacional, refiriendo al mismo tiempo que no conocía quién se encontraba detrás de tal contraprestación o entrega".

"COHERENCIA A LAS MANIFESTACIONES"

Ruz indica que del informe de la IGAE se desprenden "elementos objetivos que otorgarían coherencia a las manifestaciones" del extesorero "respecto del apunte contable investigado", lo que "resultaría determinante para la integración de la base imponible por la que eventualmente podría deducirse una ulterior responsabilidad tributaria del PP".

Por todo ello, el juez se dirige a la Agencia Tributaria para que remita los originales y pagos a cuenta del impuesto de sociedades presentadas por el PP en 2007 y 2008 o, de no haberse presentado, certificación negativa al respecto.

Indica el magistrado que del examen de los extractos de la cuentas de tesorería de la sede nacional del PP de 2008 y de los documentos del PP de La Rioja de los mismos ejercicios "se ha comprobado la existencia del registro contable de una transferencia en junio de 2008 por importe de 200.000 euros, desde la sede central a la de La Rioja.

Por el contrario, añade el auto, "no se ha encontrado reflejo contable, ni en la contabilidad de la sede central ni en la de la sede regional de La Rioja, que ponga de manifiesto la existencia de alguna aportación" por la citada cantidad desde La Rioja a la sede central, tal y como señaló Bárcenas.