POLÍTICA

Madrid permitirá baños mixtos en los pequeños bares y cafeterías

30/01/2014 15:01 CET | Actualizado 30/01/2014 15:01 CET
PHOTOS.COM

Nueva ordenanza de Salubridad Pública del ayuntamiento de Madrid. La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa, Ana Botella, ha dado luz verde a un texto que permite la existencia de baños mixtos en bares y cafeterías.

La nueva ordenanza, que refunde hasta seis textos normativos, afecta directamente a la instalación de bares, restaurantes y cafeterías, entre otros espacios. Destaca, por ejemplo, que no se van a establecer dimensiones para bares, cafeterías, restaurantes y similares, para facilitar su implantación, como ha destacado la primera edil.

Uno de los puntos es la posibilidad de instalar un único baño, de carácter mixto, en bares o cafeterías siempre que los locales cuenten con una superficie inferior a 200 metros cuadrados y con un aforo inferior a 50 personas.

Se trata de dar respuesta a locales de reducida superficie, donde se permite que se instale un único servicio higiénico para el público siempre que sea accesible, o sea, de dimensiones superiores a los que se instalan hasta la fecha, con la excepción de los casos en los que no se pueda establecer un itinerario accesible de entrada.

En este último supuesto podrá instalarse un único servicio siempre que se cumplan las condiciones de superficie y aforo, de forma similar por ejemplo a los medios de transporte, trenes, aviones y autobuses.

REGULACIÓN DE LAS 'SHOW COOKINGS'

Esta ordenanza también se fija en las cocinas abiertas, los 'show cookings', que hasta ahora no estaban reguladas. El consistorio da vía libre a la autorización, en el caso de restaurantes, de zonas auxiliares de cocina o de zonas abiertas, para la manipulación de alimentos.

De esta manera, el ayuntamiento quiere dar respuesta a las nuevas necesidades y demandas del sector. En la ordenanza hoy vigente, la cocina o zona de manipulación de alimentos debía estar siempre aislada físicamente y no se permitía ninguna actividad de elaboración o manipulación de alimentos en barra o zonas auxiliares.

También incluye para estos establecimientos la reducción de dependencias mínimas, hoy obligatorias. Se permitirá incluso el almacenamiento de cajas de bebidas, barriles o latas en estanterías o armarios.

En cuanto al cuarto de basuras, el nuevo texto autoriza en algunos supuestos la utilización del cuarto comunitario del edificio, mientras que en la vigente hasta ahora se obligaba en todos los casos a la instalación de este cuarto como dependencia del local.