INTERNACIONAL

El Canal de Panamá denuncia la paralización de las obras y Sacyr lo niega

05/02/2014 17:20 CET | Actualizado 05/02/2014 19:09 CET
EFE

La ruptura de las negociaciones en torno a las obras del Canal de Panamá se han trasladado a un cruce de acusaciones entre las partes implicadas. El presidente de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, ha denunciado que los trabajos de ampliación de la infraestructura se han suspendido sin que se haya alcanzado un acuerdo con Sacyr, cabeza del consorcio de empresas responsables del proyecto, según informa AFP. Sin embargo, Sacyr niega estas acusaciones y afirma que las obras continúan.

"Hace unos momentos se han suspendido los trabajos", ha asegurado Quijano, un anuncio que llega tras la ruptura de negociaciones entre ambas partes tras no llegar a un acuerdo sobre quién debe pagar los sobrecostes del proyecto.

Sin embargo fuente de Sacyr que ha rechazado ser identificada ha asegurado posteriormente a AFP que "los trabajos continúan" pese a lo denunciado por Quijano. "Los trabajos siguen y las negociaciones continúan abiertas".

Durante su intervención ante los medios, el administrador del Canal ha acusado al consorcio que lidera Sacyr de tener una "posición inflexible" y una pretensión de querer negociar "fuera del contrato cifras exorbitantes no justificadas".

"La Autoridad del Canal de Panamá trató fuertemente de alcanzar una solución y hasta extendimos el plazo de la negociación por un periodo más largo. Sin embargo, la distancia entre las partes se mantuvo demasiado grande, principalmente porque las pretensiones del grupo de empresas atentaban contra los intereses de Panamá y su Canal", ha afirmado Quijano.

“Aunque la negociación ha concluido, esto no significa que un acuerdo ya no sea posible, pero la ventana para lograrlo se cierra minuto a minuto", ha añadido Quijano, exigiendo al consorcio que "se reanuden los trabajos a niveles de octubre y noviembre".

Quijano ha asegurado que las obras de ampliación de esta vía concluirán en la fecha prevista de 2015 "con o sin el grupo Unidos por el Canal".

La ruptura de las negociaciones entre Grupo Unidos por el Canal (GUPC) y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha hundido un 6,86 % la cotización en bolsa de Sacyr, que a pesar de reconocer que de forma "responsable y razonable" no pueden hacer nada más, no renuncia a retomar el diálogo en busca de acuerdo.

SACYR: "NO HEMOS LOGRADO EL OBJETIVO COMÚN"

En el informativo Hora 14 de la Cadena SER, apenas dos horas antes de conocerse las declaraciones de la ACP, el presidente de Sacyr aseguraba que estaban a la espera de conocer su respuesta a su última oferta, presentada en las últimas horas que creen "irrechazable". Manuel Manrique insistió en la falta de liquidez para continuar si no se llegaba a un acuerdo.

Manrique agradeció el apoyo de las autoridades españolas y europeas en el conflicto, tanto por las gestiones de la Ministra de Fomento, Ana Pastor, como del comisario de industria, Antonio Tajani: “nos hemos sentido respaldados, pero desgraciadamente no hemos logrado el objetivo común”, dijo.

Respecto a la caída en la cotización de Sacyr en los mercados, Manrique aseguró que la situación actual no es buena para nadie, pero dijo no sentirse preocupado porque los problemas técnicos que ha presentado la obra de ampliación del Canal “están resueltos, con la obra civil completada al 80%, y eso estará en nuestro haber para siempre”.

En las obras de ampliación trabajan cerca de 10.000 personas, puestos de trabajo que según Manrique “se perderán, al menos momentáneamente, hasta que no se encuentre otra solución”.

CONFLICTO POR LOS "SOBRECOSTES"

El proyecto ya está completado al 80%, según el consorcio, pero era necesaria una financiación adicional de 1.600 millones de dólares para culminar la obra.

El conflicto contractual, que estalló a principios de año, parte de esos 1.600 millones de dólares en "sobrecostes", que habrían dejado sin liquidez al contratista para continuar la construcción del tercer juego de esclusas del Canal.

La Autoridad del Canal no reconoce esa cifra de costes extraordinarios, que tilda de "desproporcionada", y exigía que el asunto sea dirimido por las instancias internacionales previstas en el contrato firmado en 2009 sin que haya paralización de por medio.

El proyecto del tercer juego de esclusas debía estar listo en octubre de este año, según el contrato, pero ya en el 2013 el GUPC anunció un retraso hasta junio 2015.

Sacyr lidera un consorcio que completan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Cusa, que en julio de 2009 se hizo con la construcción de un nuevo juego de esclusas para ampliar el Canal de Panamá.