POLÍTICA

El PSOE pide la comparecencia urgente del ministro del Interior tras la muerte de 9 inmigrantes en Ceuta

07/02/2014 07:13 CET | Actualizado 07/02/2014 07:13 CET
EFE

El PSOE ha anunciado en las redes sociales que este viernes pedirá la comparecencia urgente del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en el Congreso para que explique la muerte de nueve inmigrantes este jueves en Ceuta, un suceso por el que Izquierda Unida va más allá y ha pedido la dimisión del ministro.

En un comunicado del Área de Migraciones de Izquierda Unida, el partido político reclama una investigación "inmediata" que esclarezca todas las responsabilidades criminales y políticas ya que, en su opinión, "es inconcebible un balance de muertos en el control de una zona fronteriza, frente a migrantes desarmados y con uno de los dispositivos tecnológicos más sofisticados del planeta".

El partido liderado por Cayo Lara ha pedido además la intervención de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y ha exigido la "dimisión inmediata" del Ministro del Interior por un "imperativo moral y democrático".

ASEGURAN QUE LES DISPARARON

Por su lado la ONG afincada en Ceuta Caminando Fronteras ha recogido varios testimonios de inmigrantes que han intentado alcanzar a nado la playa del Tarajal durante la mañana de este jueves y, según los cuales, la Guardia Civil habría disparado pelotas de goma y gases lacrimógenos al grupo de personas que se encontraban en el mar, provocando que cundiese el pánico. El Instituto Armado niega, sin embargo, que eso haya ocurrido.

Este jueves, en torno a las 8,00 horas, un grupo de unas 200 personas de distintos países africanos intentaba alcanzar España saltando la valla fronteriza de Ceuta en la zona del Tarajal. Otro grupo, tras el intento frustrado, se ha dirigido a la playa y se ha lanzado al mar con la esperanza de llegar nadando.

Según explica en declaraciones a Europa Press la activista Helena Maleno, citando los testimonios de diversos inmigrantes repartidos en los distintos grupos que fueron después detenidos, se repiten entre ellos la misma versión, no han sido las fuerzas policiales marroquíes las más duras al reprimir su intento de llegar a España, sino la Guardia Civil.

"Un chico que estaba herido nos ha llamado y nos decía todo el rato 'la guardia, la guardia ha disparado y nos ha echado gases, esto ha causado que la gente muera en el agua'. Iban con flotadores, con botellas de agua, es gente que no está familiarizada con el mar, muchos no sabían nadar y el uso de material antidisturbios podría haber provocado accidentes en el agua", ha señalado Maleno.

No ha sido el único. En otro grupo de detenidos un chico señaló a la Guardia Civil como responsable de una herida que tenía en la cabeza. "Estaba en la playa cuando aún estaban llegando los cuerpos y lo estaba viendo en directo. Nos decía que su compañero había muerto y que había sido por la actuación de la Guardia Civil. Un segundo chico, que había perdido a su hermano en el agua decía lo mismo", ha apuntado.

"LA MISMA VERSIÓN"

La activista incide en que "toda la gente da la misma versión" y frente a la crítica habitual de los gendarmes marroquíes en esta ocasión, señalaba directamente a los agentes españoles. Además, afirma que varios ciudadanos de Ceuta han dicho que un grupo de inmigrantes han conseguido alcanzar la playa y, en Marruecos, han informado a la ONG de que unos veinte habrían sido devueltos 'en caliente' por la Guardia Civil utilizando una puerta de la valla fronteriza.

El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, ha asegurado que los inmigrantes terminaron su intentona en la playa comportándose de forma "muy violenta", por lo que fueron rechazados por efectivos de las Fuerzas Auxiliares, la Gendarmería y la Marina Real de Marruecos, así como por la Guardia Civil. Agentes de ambos países colaboraron "a ambos lados" de sus territorios nacionales para contener a los subsaharianos pero "ninguno de ellos" logró franquear el espigón que delimita el acceso a España, según el ex diputado nacional.

"Policías de ambos países aseguran no recordar un nivel similar de violencia por parte de los subsaharianos", ha destacado el delegado, quien ha subrayado que los indocumentados destrozaron a pedradas una garita de la Guardia Civil, entre otros daños materiales y personales leves. No obstante, González Pérez ha destacado que "nunca ha habido contacto físico" entre los funcionarios de la Benemérita movilizados y los inmigrantes.

El político sí ha reconocido el uso de material antidisturbios, tanto en el Biutz como en el Tarajal, para contener el "pelotón" de subsaharianos, aunque "nunca contra las personas". Según ha detallado se han utilizado pelotas de goma y munición de fogueo para intentar "asustarles con el ruido".