NOTICIAS

El juez ordena el ingreso en prisión del profesor acusado de abusos en un colegio de Madrid

14/02/2014 17:26 CET | Actualizado 14/02/2014 19:05 CET
EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid, Hermenegildo Barrera Aguirre, ha ordenado este viernes el ingreso en prisión provisional con cargos para el profesor del colegio Valdeluz Agustinos de Madrid detenido el pasado martes por abusos sexuales, según fuentes de la investigación.

El magistrado ha adoptado esta decisión después de tomar declaración durante tres horas y media -desde las 11:00 hasta las 14:30 horas- al profesor arrestado, que ha pasado a disposición judicial esta mañana.

El juez, que ha acordado el secreto de las actuaciones por un mes, ha atribuido al profesor siete delitos de abusos sexuales y ha eliminado las acusaciones por un delito de violación y otro de exhibicionismo.

Durante su declaración ante el juez, el profesor ha negado los hechos y ha defendido su inocencia, según su abogado, Ramón Muñoz Cid, quien ha anunciado que recurrirá el auto de prisión.

Antes de la comparecencia judicial, Muñoz ha relatado que el docente arrestado se encontraba "desorientado", después de pasar dos noches "encerrado".

DIMITEN EL DIRECTOR Y EL JEFE DE ESTUDIOS

Paralelamente, el director y el jefe de estudios del colegio han puesto sus cargos a disposición del centro y el Consejo Provincial de los Agustinos ha aceptado su renuncia, después de que ambos fueran detenidos y posteriormente puestos en libertad por presuntamente no denunciar al profesor.

Así lo ha informado en un comunicado la Provincia Agustiniana Matritense, de la que depende el colegio, que ha añadido que "se está procediendo a investigar internamente el alcance de los hechos con el objeto de establecer las medidas oportunas con la mayor transparencia".

Precisamente este viernes la consejera madrileña de Educación, Lucía Figar, había instado al centro concertado Valdeluz a que apartara "inmediatamente" de sus cargos al director y al jefe de estudios que "pudieron tener conocimiento de los abusos sin actuar" con prontitud.