NOTICIAS

El mensaje de Paco González: "Solo quiero que mi mujer y mi hija vuelvan a vivir sin miedo" (VÍDEO)

14/02/2014 16:32 CET | Actualizado 14/02/2014 16:32 CET

El periodista deportivo Paco González ha enviado un mensaje a su círculo de amigos para agradecerles el apoyo después de que dos personas, que ya han sido detenidas, atacaran e hirieran a su mujer y a su hija.

El mensaje lo ha difundido Cristina Tárrega en El programa de Ana Rosa. "Gracias de corazón. En mitad de los días que hemos vivido, siempre al ir a llamar a alguien veía un montón de mensajes y me emocionaba al leer los nombres", empieza diciendo González en su mensaje.

El periodista asegura que "lo más importante" ahora es que su hija ya hace "casi vida normal". "Va a clase, cojea por la puñalada en la pierna, está muy fuerte de ánimo. Las puñaladas de la espalda alguna rozó el pulmón, le molestan pero aguantan". Su mujer, en cambio, asegura que "está peor, mucho peor", aunque "ya en casa, por fin."

González relata que su esposa sufre anemia por la sangre perdida, tiene el brazo izquierdo escayolado "porque se cortó los tendones de tres dedos al coger el cuchillo por la hoja para impedir más cuchilladas" y tiene unas cuantas puñaladas en el pecho, espalda, costado, "alguna muy molesta porque fue muy profunda". "Tres de ellas pasaron al lado del corazón, pulmón, aorta... Vamos, un milagro", afirma.

"Lo que más le está constando a Maite, y va para largo, es superar el trauma. Está muy medicada y enseguida empezará con especialistas, también el resto de la familia lo haremos. Pero le asaltan constantemente pensamientos e imágenes y sobre toda las frases de ese impresentable que no paraba de decirle: 'Te voy a matar, te tengo que matar'.

El periodista explica que ahora lo único que quiere es que su mujer y su hija "vuelvan a vivir sin miedo". "Espero que María tarde poco y creo que Maite tardará más. Han ganado la guerra y se han salvado la vida la una a la otra. Ahora a recuperar la normalidad poco a poco. Gracias a todos."

Este es el mensaje íntegro:

Hola a todos y perdón por responder tan tarde. Afortunadamente sois tantas las personas que os habéis preocupado por Maite y por María que no soy capaz de responder una por una.

Perdonadme. Lo importante, gracias de corazón. En mitad de los días que hemos vivido, siempre al ir a llamar a alguien veía un montón de mensajes y me emocionaba al leer los nombres. Algunos estáis a diario conmigo. Otros hace muchos que nos os veo. Muchas gracias de las de verdad.

Maite y María han recibido vuestro cariño y lo más importante María ya hace casi vida normal. Va a clase, cojea por la puñalada en la pierna, está muy fuerte de ánimo. Las puñaladas de la espalda alguna rozó el pulmón, le molestan pero aguantan. Maite está peor, mucho peor. Pero ya en casa, por fin.

Con anemia por la sangre perdida, con el brazo izquierdo escayolado porque se cortó los tendones de tres dedos al coger el cuchillo por la hoja para impedir más cuchilladas. Y con unas cuantas puñaladas en el pecho, espalda, costado, alguna muy molesta porque fue muy profunda. Tres de ellas pasaron al lado del corazón, pulmón, aorta, ectétera. Vamos, un milagro. Lo que más le está constando a Maite, y va para largo, es superar el trauma. Está muy medicada y enseguida empezará con especialistas, también el resto de la familia lo haremos. Pero le asaltan constantemente pensamientos e imágenes y sobre toda las frases de ese impresentable que no paraba de decirle “te voy a matar, te tengo que matar”.

Así que ahora lo único que me interesa es que vuelvan a vivir sin miedo. Espero que María tarde poco y creo que Maite tardará más. Han ganado la guerra y se han salvado la vida la una a la otra. Ahora a recuperar la normalidad poco a poco. Gracias a todos."