POLÍTICA

La oposición abandona el ayuntamiento de Kiev tras dos meses de ocupación

16/02/2014 11:12 CET | Actualizado 16/02/2014 11:12 CET
GETTY

Activistas de la oposición ucraniana desalojaron este domingo el Ayuntamiento de Kiev, tras dos meses y medio de ocupación, a fin de cumplir con las condiciones para el archivo de las causas penales abiertas contra más de 230 detenidos durante las protestas que empezaron a finales de noviembre.

La oposición también abandonó otros cuatro edificios administrativos que habían tomado en el centro y oeste del país y se comprometió a desbloquear para el tráfico rodado la calle Grushevski en Kiev, escenario de violentos disturbios a mediados del pasado mes de enero.

Las tres formaciones opositoras que lideran la protesta popular en Ucrania cumplen así con las exigencias de la ley de amnistía que les permite seguir ocupando tanto la plaza de la Independencia de Kiev, conocida como el Maidán, como tres edificios públicos en el centro de la capital ucraniana.

COMO UN ACTO OFICIAL

El desalojo y la devolución de la administración municipal de Kiev a las autoridades ucranianas se escenificó por la oposición como un acto oficial, con mediación del embajador suizo en Ucrania, Christian Schoenenberger, que asumió la responsabilidad en virtud de la presidencia del país alpino en la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa.

Schoenenberger y Ruslán Andréiko, representante de la oposición, firmaron un acta de entrega del edificio bajo la atenta mirada del alcalde en funciones de la capital, Vladímir Makéyenko, que no quiso estampar su firma en el documento.

Alrededor de 600 opositores se trasladaron con todas sus pertenencias a otros dos edificios, la Casa de Ucrania y el Palacio de Octubre, que siguen ocupados por el movimiento popular conocido como Euromaidán, enfrentado al presidente Víktor Yanukóvich después de su negativa a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

La oposición pretende mantener un piquete a las puertas del ayuntamiento, a unos pocos cientos de metros del corazón de la protesta en la plaza de Independencia, para impedir que la policía antidisturbios "Berkut" ocupe el edificio.

La oposición también desalojó durante la pasada madrugada las delegaciones del Gobierno central en Poltava (en el centro del país), y también en las regiones de Ivano-Fránkovsk, Lvov y Ternópol, todas en el oeste de Ucrania, bastión de la oposición nacionalista