POLÍTICA

Susana Díaz: "No nos quitarán la bandera de la unidad de España los que tienen cuentas en Suiza"

23/02/2014 17:12 CET | Actualizado 23/02/2014 20:00 CET

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha opinado que si Andalucía jugó "un papel esencial" el 28 de febrero de 1980, cuando "garantizó la igualdad" en el acceso a la autonomía plena, también lo tiene ahora "cuando está en riesgo el proyecto común" de una España "en la que todos nos sintamos iguales".

Díaz ha asegurado en un mitin celebrado en Sevilla que Andalucía se ha convertido en "un testigo muy incómodo" para la derecha que, en su opinión, se molesta porque ha logrado cumplir el objetivo de déficit "sin tocar el Estado del bienestar" y a la que ha acusado de intentar, por ello, la asfixia financiera de la comunidad autónoma.

"Andalucía vuelve a tener un papel fundamental y va a defender una España solidaria, incluyente, donde se apoye al que más lo necesita; generosa, donde unos pueblos se apoyen los unos a los otros; al Partido Socialista nadie le va a arrancar la bandera de la unidad de España y mucho menos, aquellos que se llenan la boca de España y les gustan las cuentas en Suiza", ha espetado.

"NO ME VOY A CALLAR"

La también secretaria general del PSOE andaluz se ha preguntado por qué el PP se molesta cuando ella procura inversiones de grandes empresas o defiende los intereses de Andalucía fuera de la comunidad autónoma y ha apostillado: "No me voy a callar; voy a seguir levantando la voz y diciendo lo que es bueno para Andalucía en todos los rincones de España".

Ha recordado que el 28F de 1980 -instituido desde entonces como el Día de Andalucía- esta comunidad autónoma garantizó "la igualdad de oportunidades" en España para el acceso a la autonomía plena y ha abogado por que asuma de nuevo este protagonismo ahora que "está en riesgo ese proyecto común en el que todos nos sentimos cómodos, que es España".

En su opinión, el 28F de este año "no puede ser festivo" sino que "tiene que se reivindicativo" y debe de servir para demostrarle "a la derecha" que "otra política es posible, que lo primero son las personas" y que hay que mantener la educación y la sanidad porque los ciudadanos tienen derechos y no son clientes; por eso, la sanidad en Andalucía, ni se toca ni se privatiza".

NOTICIA PATROCINADA